Weekly News

Príncipe demanda a Michael Jackson

18 de noviembre de 2008.

Un hijo del rey de Bahréin llevó ayer a las cortes a Michael Jackson, a quien acusa de haberse quedado con siete millones de dólares que se le pagaron para producir un álbum y una autobiografía que el astro del pop jamás entregó.

Los abogados del jeque Abdulla bin Hamad Al Khalifa de Bahréin dicen que el dinero fue un adelanto para el libro y un proyecto de grabación con su cliente, quien es un compositor amateur. Jackson sostiene que el dinero fue un obsequio.

Jackson y Al Khalifa no comparecieron ante el Tribunal Real de Justicia de Londres al comenzar el juicio. Los abogados de Jackson dijeron que su cliente pediría permiso para declarar por enlace de video desde Estados Unidos. Bankim Thanki, un abogado de Al Khalifa, dijo que el personaje real habló con Jackson por teléfono mientras el cantante enfrentaba un juicio en California por cargos de abuso de menores.

Al Khalifa quería ayudar a Jackson a revitalizar su carrera, dijo Thanki. Para ese fin, el jeque pagó millones en costos legales de Jackson, en su mudanza a Bahréin y en apoyo al artista, su familia y su séquito.

Los gastos incluyeron 350 mil dólares en unas vacaciones en Europa para Jackson y sus socios, dijo Thanki.

“El costo incluso incluyó los gastos de traslado de la peluquera del Sr. Jackson”, dijo Thanki. “Esta no es una disputa comercial convencional”.

Según el abogado, Jackson y el jeque se hicieron buenos amigos y en un momento dado vivieron en un palacio en Abu Dhabi propiedad del padre de Al Khalifa, jeque Hamad bin Isa Al Khalifa, el rey de este país petrolero. El cantante se quedó por casi un año en Bahréin como invitado del hijo, quien funge como gobernador de la Provincia del Sur del país.

Thanki reconoció que Al Khalifa le dio algunos regalos a Jackson pero dijo que la mayoría de lo que el artista recibió era parte de un acuerdo de negocios.

Los regalos, dijo, “fueron esencialmente enseres personales, como relojes y joyas”.

Las finanzas de Jackson se vinieron abajo en 2003, cuando fue arrestado y acusado de abusar de un niño de 13 años en su hacienda. Un jurado lo exoneró de todos los cargos.

La semana pasada se vio obligado a renunciar a los títulos de propiedad de Neverland, un miniparque de diversiones de mil hectáreas (2.500 acres) en California cuyo nombre hace referencia a la mítica Tierra del Nunca Jamás de Peter Pan.





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles