Weekly News

Niega Morales negociaciones con próximo gobierno de EU

20 de noviembre de 2008.

"Algunos parlamentarios tienen derecho de protestar por la declaratoria de la persona no deseable al embajador, por la suspensión de la DEA, pero cuando les expliqué en detalle porqué, entendieron perfectamente", aseguró Morales en una entrevista.

La reunión con los cuatro legisladores representa un primer acercamiento con Estados Unidos en un momento de suma tensión en las relaciones bilaterales luego que Morales expulsó en septiembre al embajador estadounidense Philip Goldberg al acusarlo de presunta conspiración contra su gobierno. Más tarde, suspendió las operaciones de la DEA o dirección antidrogas estadounidense.

Morales dijo que se había reunido con los cuatro legisladores de los partidos republicano y demócrata pero negó que haya viajado a Washington "para negociar con el futuro gobierno" de Estados Unidos.

El congresista de Indiana, Dick Lugar, dijo que fue uno de los que participó en la reunión.

Lugar dijo a través de un comunicado que: "Estados Unidos rechaza cualquier percepción de haber sido irrespetuoso, insensible o de haber realizado actividades inadecuadas que no hubieran respetado la legitimidad del actual gobierno boliviano o su soberania. Esperamos renovar nuestra relación con Bolivia y desarrollarla basada en el respecto y la transparecia".

En su estadía en suelo estadounidense, el mandatario de Bolivia habló el lunes ante la Asamblea General de la ONU y el martes tuvo una intensa agenda que incluyó discursos en tres universidades en Nueva York y Washington, donde reiteró la intención de colaborar con Estados Unidos en asuntos como inversiones y comercio, y mencionó sus políticas de apoyo a los pobres.

El presidente boliviano tiene previsto participar el miércoles en la reunión anual de la Organización de los Estados Americanos (OEA) en Washington. Funcionarios de su gobierno dijeron la semana pasada que Morales no tenía programado reunirse con representantes del futuro gobierno estadounidense.

Morales dijo que explicó a los legisladores que toda la comunidad internacional condenó los actos de la oposición cuando ésta inició una revuelta contra el gobierno hace unos meses.

"Sin embargo, sólo el embajador de Estados Unidos no condenó, se calló. Eso es muy grave para la imagen de Estados Unidos", dijo Morales y añadió que vino a hablar "con quien quiera conversar con nosotros".

Tras afirmar la intención de mejorar las relaciones con Estados Unidos, el presidente boliviano consideró que tenía varios aspectos en común con el presidente electo Barack Obama. "Obama es un hermano que viene del sector más discriminado, como los pueblos indígenas. Es nuestra obligación entendernos para que nuestros pueblos se beneficien".



Recordó que vio por televisión el triunfo electoral de Obama y a los estadounidenses que reaccionaron llorando.

"Me hizo recordar mi triunfo en Bolivia. Cuando ganamos, mucha gente lloró. Es algo muy sentimental ver que el pueblo siente por el cambio, por un hombre, por su presidente electo. Es histórico", dijo Morales. "El sector más despreciado en Bolivia, el movimiento indígena, y hay un indio presidente. En Estados Unidos, el sector afroamericano, más despreciado, y con toda la historia que sabemos, y hay un negro presidente".

A la pregunta de si, después de la salida de la DEA, aceptaría la colaboración de Estados Unidos en la lucha contra el narcotráfico, respondió que "cualquier cooperación incondicional es bienvenida".

Luego que la semana pasada el gobierno boliviano afirmó que estaba prohibida la presencia de la CIA, Morales dijo que su gobierno mantiene en observación las posibles operaciones de la agencia estadounidense de inteligencia en Bolivia.

Aunque se abstuvo de mencionar pruebas de que la CIA haya actuado en Bolivia durante su gobierno, afirmó que la monitorea.

"No hay ningún acuerdo entre Bolivia y Estados Unidos sobre la presencia de la CIA. Ahora claro, como agentes de inteligencia donde quiera se meten", indicó. "Pero también quiero que sepa que estamos controlando en vez de que me controlen a mí. Pensaban que me controlan a mí porque no me doy cuenta, pero nosotros también controlamos".

Morales destacó que su objetivo ahora es aprobar una nueva constitución y no especificó si pretende nacionalizar algo más en el caso de ser reelegido como presidente en diciembre del 2009. El mandatario ya ha nacionalizado el petróleo, una telefónica y una fundidora de estaño.





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles