Weekly News

Hunden en India presunta ‘nave madre’ de piratas

20 de noviembre de 2008.

Un barco de la Armada de la India hundió una presunta “nave madre” pirata en el Golfo de Adén y persiguió dos de sus barcos por la noche, dijeron las autoridades ayer, en señales nuevas de que los delincuentes marinos que vagan por esas aguas se están volviendo más intrépidos y violentos.

En un incidente por separado, otras bandas de piratas secuestraron el martes una nave tailandesa con 16 tripulantes así como un barco de carga iraní con 25 en el Golfo de Adén, donde los piratas con guaridas en Somalia parecen atacar las naves a voluntad, afirmó Noel Choong, del centro contra la piratería del Buró Marítimo Internacional, en Malasia.

“Esto se está saliendo de control”, aseguró Choong.

Los dos incidentes nuevos elevaron a ocho el número de naves secuestradas sólo esta semana, agregó. Desde principios de año han sido secuestradas 39 naves en el Golfo de Adén, de 95 atacadas.

Los piratas rondaban principalmente las aguas frente a Somalia, cerca de la costa, pero ahora se han extendido en todas direcciones y están atacando naves más mar adentro, según Choong.

Dijo que un total de 17 barcos permanecen en manos de los piratas junto a más de 300 tripulantes, incluso una nave ucraniana cargada con armas pesadas y un supertanquero saudita que lleva 100 millones de dólares en crudo.

Una fuerza naval de varias naciones ha aumentado sus patrullajes en la región y el martes se anotó una victoria cuando un buque de guerra indio frente a la costa de Omán le ordenó que se detuviera a un barco sospechoso. La nave, agregó, era similar a una usada por los piratas y mencionada en muchos avisos sobre los delincuentes marinos.

La Armada india dijo que desconocidos en la presunta “nave madre” pirata, atacaron a disparos a su buque de guerra INS Tabar.

“Se vieron piratas vagando por la cubierta superior de este barco, con armas y lanzadores de granadas propulsadas por cohete”, dijo la Armada india en una declaración. Las fuerzas indias dispararon a su vez, iniciando un incendio y varias explosiones a bordo -posiblemente debido a estallidos de munición-, lo que destruyó el barco, agregó.

Las fuerzas indias persiguieron luego a dos lanchas rápidas que huyeron al hundirse el supuesto barco madre. Una de las lanchas fue hallada luego, abandonada. La otra escapó, según una declaración de la Armada india.

Las “naves madre”, más grandes, pueden ser usadas por los piratas como bases móviles cuando navegan por aguas profundas. Para asediar navíos mercantiles, los delincuentes usan entonces barcos de ataque, de menor tamaño y más rápidos.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles