Weekly News

Joven de 15 años huye de captores y ayuda a la policía a detenerlos

26 de noviembre de 2008.

México, 26 nov (EFE).- Un joven mexicano de 15 años se fugó esta madrugada de los secuestradores que lo mantenían cautivo en una casa de la capital del país desde hacía dos meses y medio, y después ayudó a las autoridades a detener a tres de los delincuentes mientras dormían, informó hoy la policía local.

Dos agentes de policía que patrullaban el barrio Xalpa, en el oriente de la ciudad, divisaron en la calle al joven Ulises N. con "aspecto demacrado y laceraciones en ambas muñecas" en el cruce de dos avenidas, explicó la secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal (SSP-DF) en un comunicado.

El adolescente indicó a los policías que logró huir sin que sus captores, dos mujeres y un hombre, se dieran cuenta y luego dirigió a los agentes a su lugar de cautiverio, el cual fue rodeado la policía capitalina.

Ahí fueron detenidos Isabel Baltasar Santillo, de 37 años, Alejandra Mercado Maldonado, de 26, y Agustín Baltasar González, de 21.

Isabel Baltasar confesó a los agentes que una mujer, a quien identificó solamente como Teresa, alias "La Camelia", le iba a pagar 10.000 pesos (unos 740 dólares) por mantener cautivo al joven y darle de comer, señaló la SSP-DF.

Según el testimonio de la detenida, "La Camelia" salió de la cárcel aproximadamente hace dos años por delitos contra la salud (narcotráfico) y tenía como ayudantes a dos individuos, apodados "El Tío" y "El Chicuil", a quienes señaló como los secuestradores.

El adolescente contó que fue plagiado cuando se dirigía a pie a su escuela, en el noreste de la ciudad, por un grupo de sujetos que lo subieron en forma violenta a un automóvil.

Los delincuentes, que fueron puestos a disposición de la fiscalía, le dijeron al adolescente que exigirían a sus padres, comerciantes del centro de la capital, un rescate por un millón de pesos (74.000 dólares).

Durante todo su cautiverio "Ulises" permaneció vendado y esposado a una cama, sin embargo esta madrugada aprovechó que sus captores dormían para zafarse de las esposas empleando unos alambres que salían de un colchón.

A finales de agosto pasado, decenas de miles de personas se manifestaron en la capital del país para pedir a las autoridades más seguridad en las calles, después del secuestro y asesinato del hijo adolescente de un prominente empresario con la complicidad de una policía.

En respuesta, los tres poderes del Estado, los tres niveles de gobierno (federal, estatal y municipal) y la sociedad civil convocaron a una cumbre sobre la materia, celebrada hace más de tres meses y cuyos compromisos concluyen esta semana.

Ayer, en la delegación (distrito) de Coyoacán, en el sur de la ciudad, fueron detenidos cuatro delincuentes cuando intentaban llevarse secuestrado a un hombre de 35 años en un vehículo.

Al ser sorprendidos por la policía, que los detuvo por llevar armas de fuego, los delincuentes trataron de hacerse pasar por efectivos de la Policía Federal Preventiva y aseguraron que el individuo plagiado era un detenido. EFE





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles