Weekly News

Aprueba parlamento iraquí pacto de seguridad con EU

27 de noviembre de 2008.

El parlamento iraquí aprobó este jueves un pacto de seguridad con Estados Unidos que permite la permanencia de las fuerzas estadounidenses en el país durante tres años más.

Según el acuerdo, las fuerzas estadounidenses se retirarán de las ciudades antes del 30 de junio y de todo el país para el 1 de enero del 2012.

Un bloque de 30 legisladores leales al clérigo chií antinorteamericano Muqtada al-Sadr, que se opuso al pacto, lanzó consignas de protesta y alzó carteles que decían, "No al acuerdo", durante los 25 minutos de sesión.

El pacto recibió el respaldo de los bloques chiita y curdo de la coalición gobernante además del bloque mayor sunita, que exigió concesiones a cambio de su apoyo.

El presidente del parlamento, Mahmud al-Mashhadani, dijo que 220 de los 275 legisladores que asistieron a la sesión votaron a favor del pacto.

El acuerdo aún requiere la ratificación del Consejo Presidencial, que se da por sentada.

Salim Abdalá, vocero del bloque sunita principal, dijo que el acuerdo aceptaba el reclamo de su grupo y otros menores de someter el pacto a referendo nacional el 30 de julio. Esto significa que, si bien lo aprobó el parlamento, un voto por el "no" acabaría con el pacto.

Por otra parte, los sunis no consiguieron dos concesiones del gobierno: rechazar la ley destinada a impedir el ingreso a puestos públicos de ex miembros del partido Baath, y la disolución de un tribunal especial que procesó a Saddam Hussein y a altos funcionarios de su régimen. Saddam fue condenado a muerte y ahorcado el 31 de diciembre de 2006.

El pacto cumple el objetivo iraquí de poner un plazo concreto a la partida de las tropas estadounidenses. El primer ministro Nuri al-Maliki ha dicho que es un camino hacia la plena soberanía de Irak.

Al-Maliki pareció obtener la cómoda mayoría que buscaba a fin de dar al acuerdo legitimidad adicional.

La votación había sido demorada por un día debido a disputas entre diferentes grupos, que han afectado los esfuerzos de reconciliación tras años de guerra.

Tanto los chiíes como los curdos, que representan un 80% de los 27 millones de habitantes de Irak, fueron ferozmente reprimidos durante el gobierno de Saddam, un suni. Dirigentes chiíes señalaron que si hubieran cedido a las demandas de los sunis, podrían perder las elecciones provinciales y generales a efectuarse en el 2009.





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles