Weekly News

Se cierran preferencias para el Congreso

28 de noviembre de 2008.

Los resultados de la última encuesta nacional, cara a cara, realizada por Buendía & Laredo muestran las preferencias electorales de la ciudadanía a siete meses de los comicios intermedios. Con la nueva legislación, los partidos tienen que definir precandidatos a finales de enero y en marzo tendrán que concluir sus procesos internos y contar con candidatos.

La encuesta nacional muestra al PRI con una ventaja de cinco puntos porcentuales sobre Acción Nacional (41 a 36). El PRD continúa en un lejano tercer lugar con 19%.

Los partidos pequeños todavía no despuntan y sólo alcanzan 4%. En comparación con la encuesta previa, esos resultados indican una significativa reducción de la ventaja que tiene el PRI sobre el PAN.

Es previsible que en los próximos meses la intención de voto en las encuestas muestre volatilidad. Por un lado, buena parte de la población no está enterada de que habrá comicios en 2009. Sólo 45% de la población lo sabe. En la medida que los ciudadanos se involucren más es probable que cambie la distribución del voto. Por otro lado, todavía no se conoce el nombre de los candidatos a los distritos de mayoría. Si los partidos postulan a personajes conocidos, ello alterará la dinámica electoral. Con la nueva legislación, los partidos tienen que definir precandidatos a finales de enero y en marzo tendrán que concluir sus procesos internos y contar con candidatos de manera oficial.

Una variable crucial en toda elección es el piso y el techo electoral de cada partido. La encuesta muestra que el PRI y el PAN tienen el mayor potencial electoral: 55% y 53% de los entrevistados declaran que podrían votar por uno u otro respectivamente. Ello no quiere decir que lo harán sino que podrían hacerlo. Dependerá de la estrategia de los partidos que lo hagan. A diferencia de lo que se cree, el rechazo al PRI, su techo, es similar al del PAN (un tercio de los electores señala que nunca votaría por alguno de ellos).

El Partido de la Revolución Democrática tiene una difícil tarea por delante: 33% declara que podría votar por el partido del sol azteca, pero 55% señala que nunca votaría por él. Este nivel de rechazo limita el potencial de crecimiento del PRD. En cuanto a la figura de López Obrador, sólo 19% tiene una opinión favorable de él y 48% tiene una opinión negativa. En otras palabras, el respaldo a AMLO es similar al del PRD (si se le compara con la preferencia electoral del partido) o incluso menor (si se le compara con el potencial electoral del partido). Llama la atención el potencial electoral del Partido Verde. Siempre ha sido el partido grande entre los pequeños y esto se refleja en la encuesta: 31% menciona que podría votar por el PVEM, porcentaje muy superior al potencial que tienen Convergencia, Nueva Alianza y el Partido del Trabajo (alrededor de 20%).

Desde el Gobierno de Salinas de Gortari, el uso electoral de los programas sociales ha sido motivo de fricción entre los partidos. La encuesta muestra que la simpatía por el Partido Acción Nacional es prácticamente la misma entre los beneficiarios de programas sociales federales que entre los no beneficiarios (28 y 31 respectivamente). En todo caso el sesgo es en favor del PRI. Dado el perfil de su base electoral, hay más apoyo para el tricolor entre los beneficiarios de programas federales que entre no beneficiarios (38% a 29%).





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles