Weekly News

Presentan avances en seguridad en medio de indignación social

29 de noviembre de 2008.

México, 28 nov (EFE).- El Ejecutivo de México, los gobernadores de los 32 estados del país y miembros de los poderes Judicial y Legislativo presentaron hoy los últimos avances en seguridad, en medio de la indignación popular por la ola de violencia, causante este año de unos 5.000 asesinatos, casi el doble que en 2007.

Los resultados fueron presentados este viernes en la capital mexicana durante la XXV Reunión del Consejo Nacional de Seguridad Pública.

El encuentro marcaba uno de los plazos estipulados por las autoridades para cumplir una serie de compromisos acordados hace cien días en una cumbre previa, rodeada también de duros reclamos sociales y que precedió a una marcha de decenas de miles de personas en la capital del país.

La reducción de los secuestros en un 18% y los homicidios en un 6,9% fueron unos de los datos oficiales que sobresalieron en el encuentro, al que asistieron algunos representantes de la sociedad civil.

Además, en este período, las autoridades lograron desarticular 53 bandas de secuestradores y liberar a 184 personas cautivas.

Pese a estos avances, el presidente de México, Felipe Calderón, que clausuró la reunión, reconoció que falta mucho por hacer y dijo que su Gobierno es consciente de "la desesperación de muchos mexicanos que han sido víctimas de la violencia en el país y que no encuentran respuestas" de las autoridades.

La sociedad civil, con un fuerte empuje de los medios de comunicación y de los empresarios, pone sobre todo en entredicho la actuación de las policías, en medio de denuncias cada vez más graves de corrupción.



El propio Calderón admitió el jueves que el 49% de los 56.000 agentes policiales evaluados este año no son "recomendables" para su labor, pocos días después de que fueran detenidos un ex zar antidrogas y el responsable de Interpol México, por su presunta implicación con el narcotráfico.

Inmediatamente después de la reunión de este viernes, el presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), Emilio Álvarez Icaza, aseguró que las mejoras en los sistemas de seguridad y justicia han sido "mínimas y superficiales".

"No sólo las cosas no han mejorado, sino que han empeorado", opinó por su parte el presidente del Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal, José Antonio Ortega.

En un comunicado, Ortega presentó un listado de 22 personas que fueron asesinadas en este tiempo por sus captores, cifra que corroboró el informe de las autoridades.

Calderón exhortó hoy al poder Legislativo a que apruebe las reformas en materia de seguridad y justicia presentadas por el Ejecutivo para "para hacer más transparente la actuación de las autoridades judiciales y mejorar la capacidad de actuación de los cuerpos policiales".

"Sabemos que los retos son muchos y el camino es largo y difícil pero no podemos y no debemos claudicar para que México deje la sombra del miedo y la delincuencia", agregó.

Remarcó asimismo que en los últimos cien días fueron detenidos importantes capos de los carteles de drogas, como Eduardo Arellano Félix, y decomisadas 700 toneladas de marihuana.

También se produjo el mayor decomiso de arsenal en la historia del país, compuesto por 500.000 cartuchos de diversos calibres, 278 armas largas, 126 cortas y cerca de 300 granadas.

Este viernes, el diario Milenio presentó una estadística según la cual el 64,5% de los mexicanos estima que la situación actual en materia de seguridad es peor que la del año pasado, y el 55,1% espera que en 2009 las cosas empeoren más.

En su encuesta más reciente, de 2007, el Instituto Ciudadano de Estudios sobre la Inseguridad sostiene que el 60% de los mexicanos se sienten inseguros en su país y que los estados más peligrosos son los norteños de Chihuahua, Baja California y Tamaulipas, y el occidental de Michoacán.

Chihuahua, donde se encuentra Ciudad Juárez, famosa por los "feminicidios" o asesinatos de mujeres, acapara cerca de un tercio de los 5.000 asesinatos registrados este año, y en Baja California se encuentra Tijuana, una de las localidades más violentas del país.

En Michoacán se produjo el pasado 15 de septiembre el primer atentado del crimen organizado contra la población civil, saldado con ocho muertos y un centenar de heridos, precisamente dentro del plazo estipulado para frenar la escalada violenta que ahoga al país.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles