Weekly News

Rechazan en Senado pena de muerte

3 de diciembre de 2008.

El presidente del Senado y el coordinador de los senadores del PRD rechazaron impulsar la reforma constitucional que planteó el gobernador de Coahuila, Humberto Moreira, para permitir la pena de muerte a secuestradores.

El panista Gustavo Madero, presidente del Senado, dijo que el PAN no está de acuerdo en que se reforme la Constitución y, dado que se requieren las dos terceras partes del Senado y la Cámara de Diputados, para tal reforma, ésta no tiene posibilidad de éxito.

El coordinador del PRD en el Senado, Carlos Navarrete, también rechazó la propuesta y pidió a Moreira que “recapacite y retome un tono responsable de un gobernador que es muy respetado en su Estado, pero que de ninguna manera puede plantearse encabezar al sector de verdugos”.

Las declaraciones de los líderes parlamentarios se dio mientras en Saltillo el PRI usó su mayoría en el Congreso local para aprobar el dictamen que enviará una iniciativa al Congreso para cambiar la Constitución y que se permita la ejecución de secuestradores que maten a sus víctimas.

La iniciativa fue aprobada con 22 votos a favor y 10 en contra, diputados del PAN y del PRD, acusaron al PRI de apresurar el dictamen y no someterlo a 2 lecturas en el pleno.

Incluso la votación se prolongó hasta después de las diez de la noche. Los panistas tomaron por espacio de 20 minutos la tribuna, sin embargo una vez reiniciada la sesión la mayoría del PRI se impuso.

Con esto, Coahuila busca que el Congreso de la Unión inicie un proceso para restablecer la pena de muerte, que fue eliminada de la Constitución en 2006 mediante una reforma y el compromiso de México en tratados internacionales. Sólo con otra reforma a la Carta Magna podría permitirse.

Madero dijo que no hay posibilidad de reforma y que la propuesta de la pena de muerte es una declaración “estridente” de políticos que “en la desesperación quisieran ver en estas propuestas alguna salida, pero que son salidas falsas”.

Navarrete también rechazó emprender reformas legales y “no abrir una rendija aplicando pena de muerte que después puede convertirse en un asesinato masivo, con juicios equivocados, sentencias mal hechas”.

El senador priista Carlos Jiménez Macías dijo que los niveles de inseguridad hacen pensar a los gobernantes en la aplicación de la pena de muerte y que debe analizarse. “(Moreira) tiene una motivación fundamental en el planteamiento del caso. Creo que debe debatirse”, dijo.





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles