Weekly News

Vuelven automotrices con plan de rescate

3 de diciembre de 2008.

Las automotrices de Estados Unidos comenzaron a presentar el martes los planes exigidos por el Congreso, mientras los jefes de las tres mayores firmas del sector y los legisladores se preparaban para retomar el debate sobre un crucial rescate de 25,000 millones de dólares.

Criticadas por luchar durante años contra los estándares para el ahorro de combustible, los grandes fabricantes de Detroit presentarían planes para construir vehículos con un consumo más eficiente de energía, eliminar las marcas impopulares, limitar las compensaciones y reestructurar los convenios con el sindicato Trabajadores Automotores Unidos (UAW por su sigla en inglés).

Los críticos han dicho que muchos de los problemas de las tres automotrices líderes se los buscaron ellas mismas, ante su insistencia a fabricar autos con un fuerte consumo de combustibles que los consumidores ya no quieren ni pueden pagar.

Las propuestas de las automotrices llegan el mismo día en que presentan los resultados de sus ventas de noviembre, que serían tan pesimistas como los de octubre.

Ford Motor fue el primero en revelar su plan, en el que pide préstamos de 9,000 millones de dólares, elimina los bonos a los ejecutivos en todo el mundo y todos los del 2009 en Estados Unidos y propone recortar sus concesionarios e iniciar los planes para fabricar vehículos eléctricos.

El directorio de General Motors comenzó el domingo a revisar su renovado plan de negocios y se le pidió que incluya medidas para considerar la venta o el abandono de las marcas Pontiac, Saab y Saturn.

Chrysler, controlada por Cerberus Capital Management, dijo que su directorio se ha reunido para revisar su plan. Chrysler necesita delinear uno que le permita acceder a una porción del financiamiento federal incluso mientras busca asociarse con otra automotriz, consideraron analistas.

“Así como General Motors es demasiado grande para colapsar, Chrysler es demasiado pequeña para sobrevivir por sí sola”, dijo Aaron Bragman, analista de IHS Global Insight.

Por su parte, al sindicato UAW probablemente se le pida que renuncie a las garantías laborales para sus empleados en plantas de Estados Unidos que sean cerradas y que renegocien la forma en que las automotrices deben pagar a los fondos destinados al cuidado de la salud de los jubilados a partir del 2010.

La falta de liquidez presiona con más fuerza a GM, que finalizó septiembre con 16,000 millones de dólares en efectivo tras gastar 6,900 millones en el trimestre pasado.

La firma ha dicho que necesita como mínimo 11,000 millones de dólares para seguir operando y advirtió que podría quedarse sin efectivo a inicios del 2009.

Tras haber sido criticados por viajar en jets privados a las audiencias de noviembre, los presidentes ejecutivos de las tres automotrices optaron por alternar sus viajes en esta ocasión, precisaron las compañías.

El jefe de Ford, Alan Mulally, conducirá un vehículo híbrido desde Detroit. El presidente ejecutivo de GM, Rick Wagoner, y el de Chrysler, Bob Nardelli, viajarán en vuelos comerciales o harán otros arreglos.

El rescate tardará su tiempo

La Casa Blanca dijo el martes que tomará tiempo revisar los planes de las alicaídas compañías automotoras de Estados Unidos a medida que piden ayuda gubernamental, y que nadie debería esperar una pronta opinión.

“No haremos evaluación de ningún plan hasta que tengamos la oportunidad de ver los detalles completos de sus propuestas, y eso llevará tiempo”, dijo el portavoz de la Casa Blanca, Tony Fratto. “Nadie debe esperar que alguien haga un juicio precipitado”, agregó.

Reiteró la posición de la Casa Blanca de que era importante que “todos finalmente se pongan de acuerdo que la viabilidad financiera es crítica si los dólares de los contribuyentes se ponen a su disposición”.

Sube BMV La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) culminó con ganancias al igual que la mayoría de las plazas mundiales apoyada en la expectativa de que el Congreso estadounidense autorice un millonario rescate al sector automotor, lo que aliviaría las preocupaciones sobre la economía del país.

La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) cerró con ganancias de 1.38 por ciento, 269.19 puntos, al cerrar sobre los 19 mil 802.26 unidades.

El Dow Jones subió 3.31 por ciento, mientras que el Nasdaq ganó 3.70 por ciento.

En México, se negociaron 165.9 millones de acciones con un importe de 2 mil 902 millones de pesos.

Entre las emisoras que cotizaron al alza destacan: TELINT L, con 10.51 por ciento; CODUSA *, con 10.00 por ciento; ASUR B, con 7.28 por ciento; HOMEX *, con 6.13 por ciento; CEMEX CPO, con 5.49 por ciento.

En tanto, de las emisoras que registraron pérdidas: DINE B, con 21.05 por ciento; GMDR*, con 15.38 por ciento; GMD*, con 15.14 por ciento; GCC *, con 13.85 por ciento; LAMOSA *, con 10.56 por ciento.

Operadores comentaron que la BMV recuperó terreno al igual que las bolsas estadounidenses después de los fuertes desplomes de la sesión previa en espera de noticias del sector automotriz.

El área de análisis y estrategia de IXE destacó que el anuncio de la Oficina Nacional de Investigación Económica respecto a que la economía de EU se encuentra en recesión desde diciembre del 2007, intensificó la toma de utilidades el lunes en las bolsas al renovar el nerviosismo de los participantes.

A nivel internacional sobresalieron datos negativos en el sector manufactura de Rusia, Europa y China.

Ayer, los inversionistas se mantuvieron optimistas en espera de que el sector automotriz en EU presente un plan de negocios para que el Congreso les autorice un rescate por 25 mil millones de dólares.

“Aunque la volatilidad podría continuar, algunos manejadores de fondos mantienen la esperanza de una recuperación de fin de año, resultado de una recomposición de carteras”, destacó IXE.

Acciones y Valores Banamex destacó que la BMV inició diciembre con una fuerte toma de utilidades afectada por malas cifras económicas de manufactura en Estados Unidos.

“Creemos que la BMV continuará en el corto plazo moviéndose con altibajos teniendo como soporte intermedio los 18 mil puntos. No esperamos un cambio de tendencia al alza para cierre de año y reiteramos nuestra expectativa de que para inicios del próximo año el índice podría volver a bajar hacia los 16 mil 500 puntos”, destacó.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles