Weekly News

Prepara robo a la pantalla grande

9 de diciembre de 2008.

Para llegar a la locación, había que tomar un taxi en el Metro Constitución de 1917, última de la línea 8, en Iztapalapa, y viajar durante 15 minutos serpenteando calles que subían en un sólo sentido.

Ya en la colonia Ampliación Santiago Acahualtepec, podía verse cómo algunos integrantes del equipo de producción batallaban con dos perros callejeros que los seguían a todas partes, pidiendo comida.

Algunas casas se encontraban en construcción, otras mostraban grandes varillas salir de la azotea y algunos curiosos saliendo de ellas, para ver a quién encontraban en un nuevo día de rodaje del filme “De la infancia”.

“¡Caray, aquí hay rateros!”, dice Damián Alcázar, bromista, refiriéndose a la prensa.

Es una zona, a media hora del Cerro de la Estrella, seleccionada por la producción para dar vida a ésta historia, donde existe un ladrón abusivo, autoritario y violento (Alcázar), quien es adorado y temido por su hijo Francisco (Benny Emmanuel). También es protagonista el fantasma de un joven, que ayudará al niño a cambiar su destino.

“La idea era construir un barrio como hay tantos alrededor del Distrito Federal y que consiste en este paisaje de casas construidas en laderas de montañas, que no dejan ver un horizonte claro”, explica Carlos Carrera, el director.

La escena es sencilla. El ladrón Basilio y su hijo van a una reunión. Minutos después, mientras el sol se va alejando, se rodará otra en la cual el adulto obliga al niño a brincar una barda. La historia, basada en la novela homónima escrita por Mario González Suárez, es tierna y triste.

Giovanna Zacarías, quien da vida a Sofía, mamá de Francisco y mujer golpeada, dice acerca de su papel: “Es un homenaje a mi madre y a mi abuela, que son estas mujeres que tratan de seguir adelante con todo para sacar adelante a sus hijos”.

“No tuve una infancia como los niños de la película, pero no fue fácil. Si quería ir a la escuela, tenía que ir a trabajar a un negocio familiar”, añade.

Listos... cámara... acción

De la Infancia inicia esta semana su rodaje en foros de los Estudios Churubusco, donde se ha montado una vecindad y la réplica de un comercio desvencijado de Tlalpan.

La cámara del cinefotógrafo Martín Boege (El violín) seguirá siendo trabajada como si fuera la visión del niño.

Si Francisco habla con un adulto, la cámara entonces enfocará hacia arriba.

“Es una historia que habla de la violencia intrafamiliar, pero al mismo tiempo es muy tierna. Todo está visto desde abajo, desde la perspectiva infantil. Lo que el espectador podrá ver es lo que los niños ven y cómo lo ven o imaginan”, detalla Carrera.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles