Weekly News

Pide Betancourt a Chávez apoye más liberaciones de rehenes

9 de diciembre de 2008.

La ex rehén Ingrid Betancourt solicitó el lunes al presidente Hugo Chávez que interceda por la libertad de más secuestrados por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) e instó al grupo rebelde a deponer las armas para abrir caminos en la política colombiana.

Betancourt dijo, a la salida de una reunión con Chávez, que le había pedido al mandatario venezolano "que nos ayude a sacar a mis compañeros de la selva".

La ex rehén de las FARC concluyó en Caracas un periplo de casi una semana que realizó por varios países de la región en busca del respaldo de los mandatarios suramericanos para una cruzada para liberar a las personas que siguen cautivas del mayor grupo rebelde de Colombia.

Visiblemente emocionada, Betancourt expresó que su encuentro con Chávez fue "demasiado importante" porque era parte de un compromiso que tenía desde hace cinco meses, cuando fue rescatada gracias a una operación especial de las fuerzas militares colombianas, de agradecerle personalmente al gobernante sus gestiones para liberar a los secuestrados de las FARC.

"El primer paso se lo debemos al presidente Chávez", dijo Betancourt al reconocer que gracias a las acciones que emprendió el mandatario venezolano para liberar seis secuestrados de las FARC a inicios de año, se abrió el camino para lograr su rescate en julio, junto con otros 14 rehenes.

"Después de demasiados años de soledad. De sentirnos abandonados, y de sentir que no contábamos para el mundo, cuando el presidente Chávez comenzó a hablar de nosotros sentimos que realmente había una posibilidad de libertad", acotó.

La también ex candidata presidencial colombo-francesa exhortó a las FARC a que rectifiquen y entreguen a todos los rehenes para que "dejen de ser terroristas".

"Las FARC están en un momento muy crítico y creo que las FARC tienen que cambiar, tienen que rectificar. Y cuando pienso que tienen que rectificar pienso casi en una mutación genética porque el cambio tiene que ser inmenso. Las FARC tienen que darse cuenta que no hay espacio en este continente para la lucha armada", añadió.

Betancourt admitió que después que las FARC entreguen todos los rehenes, está dispuesta a trabajar para "abrirles un espacio" para que puedan "aproximarse a la actividad política".

"Les vamos abrir todos los espacios para que puedan defender su proyecto político en total seguridad", acotó.

Con la voz entrecortada y en medio de lagrimas, Betancourt se dirigió a sus compañeros secuestrados para pedirles que tenga fe porque esta podría ser su "última Navidad" en las selvas de Colombia.

La ex rehén dijo que estaba confiada de que "el continente unido va a buscar el camino de esa liberación" de todos los secuestrados colombianos.

Betancourt señaló que cualquier acción continental para liberar a los secuestrados se hará "de la mano" presidente colombiano Alvaro Uribe.

Al ser preguntada sobre el Plan Colombia, la ex rehén señaló que es "necesario" y muy importante para poder "enfrentar militarmente a la guerrilla".

Agregó para Colombia también es necesario un plan similar al que se sigue en Ecuador donde se de prioridad a la parte humanitaria.

Betancourt fue secuestrada por las FARC en febrero del 2002 en una región del sur colombiano.

Tras su rescate, Betancourt se radicó en Francia.

Su actual giro la llevó a Ecuador, Argentina, Chile, Perú, Brasil y Bolivia. Prevé volver a Bogotá y de ahí retornar a Europa.





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles