Weekly News

Negocian rescate para las 3 grandes de Detroit

9 de diciembre de 2008.

Washington, EU.- El Congreso y la Casa Blanca continuaron ayer el vaivén de negociaciones sobre un plan de rescate de 15 mil millones de dólares para los “Tres grandes de Detroit”, después de que los demócratas presentaron una propuesta con préstamos de emergencia a corto plazo.

La medida, que podría ser votada tan pronto como este miércoles en la Cámara de Representantes, no es, al parecer, del total agrado de la Casa Blanca, por lo que fuentes legislativas aseguraron que se negociará hasta llegar a un acuerdo definitivo.

El consenso entre las partes es promover la viabilidad de la industria automotriz, que es una parte vital de la economía, pero persisten las trabas sobre cómo lograr esa meta.

Si General Motors (GM), Ford y Chrysler no reúnen las condiciones de reestructuración y el resto de requisitos, “no habrá un flujo ilimitado de dinero para esta industria”, explicó en rueda de prensa la presidenta de la Cámara de Representantes de EU., Nancy Pelosi.

La legisladora subrayó que, de todas maneras, los “Tres grandes de Detroit” deben poner en marcha un plan de reestructuración y viabilidad a largo plazo para marzo de 2009, como condición para recibir la ayuda.

Pelosi calificó la nueva propuesta como ir a la barbería porque, al final, “todos tendrán un recorte de pelo, es decir, en cuanto a las condiciones impuestas en el proyecto de ley”.

El dinero saldrá de un programa de 25 mil millones de dólares a cargo del Departamento de Energía para la fabricación de autos más eficientes y ecológicos, y el Gobierno sería el principal “acreedor” y recibiría garantías en acciones equivalentes al 20 por ciento del préstamo.

Los legisladores prevén la creación de la figura de un “zar del auto”, que podría ser nombrado en los próximos dos a tres meses, para supervisar el manejo de los fondos y la reforma del sector.

Las tres compañías tendrán hasta el 31 de marzo de 2009 nuevos planes de viabilidad a largo plazo.

Además, los fabricantes tendrán que restringir las compensaciones y bonos a los ejecutivos, no podrán pagar dividendos a los accionistas mientras están endeudados con el Gobierno, y tendrán que deshacerse de sus aviones privados.

El préstamo se otorgaría a un plazo de siete años, con una tasa de interés del cinco por ciento en los primeros cinco años y del nueve por ciento en los dos años restantes.

Entre otras ataduras, el “zar del auto” podría exigir el pago temprano del préstamo si considera que Detroit no ha registrado avances en los planes de reforma, en los que también colaborarían los accionistas, acreedores, abastecedores y concesionarios.

El plan en ciernes no contempla la renuncia o despido de ningún máximo ejecutivo de Detroit, pese a que algunos legisladores, descontentos con la gestión empresarial del sector, han pedido la cabeza del presidente de GM, Rick Wagoner.

Tras emitir hoy una especie de “mea culpa” por los errores cometidos, General Motors agradeció “los esfuerzos incesantes” del Congreso y la Administración del presidente de EU., George W.

Bush, por salir al rescate

de la industria.

GM, el que peor está de los tres fabricantes, prometió acatar las condiciones que imponga el Congreso y continuar su reestructuración “con gran urgencia”.

“Millones de trabajos, la base industrial de Estados Unidos y la futura competitividad están en juego, y urgimos una rápida aprobación del proyecto”, puntualizó en un comunicado GM.

Tras el anuncio del acuerdo tentativo, las acciones de GM en la Bolsa subieron 85 centavos, o 21 por ciento, a 4.93 dólares, mientras que las de Ford aumentaron 66 centavos, o 24 por ciento, a 3.38 dólares.

El presidente del Comité de Servicios Financieros de la Cámara Baja, Barney Frank, afirmó que los demócratas ya han tomado pasos “conciliatorios” para destrabar las negociaciones, y reiteró su queja de que la suma en cuestión es insuficiente ante la gravedad de la crisis de liquidez del sector.

Por su parte, un grupo de trabajadores y sindicalistas de Michigan, Indiana, Ohio y Nueva York llegó hoy en caravana hasta el Capitolio para urgir una ayuda de Washington, tras asegurar que el colapso del sector será sinónimo de millones de despidos.

El Sindicato de Trabajadores de la Industria Automotriz (UAW, por su sigla en inglés) ha advertido de que los empleados no deben ser “chivos expiatorios” de una crisis generada en parte por una combinación de factores ajenos al sector.

A cambio de las concesiones que ofreció la semana pasada, UAW busca tener una participación en GM y un posible sitio en la mesa directiva de la empresa.

Ante la tibia respuesta que de momento ha dado la Casa Blanca al recibir la propuesta demócrata, fuentes legislativas han indicado que, en todo caso, se trata de un “borrador” que está sujeto a modificaciones.

Llama AMDA a reunión urgente

La Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA) convocó a sus agremiados a una reunión con carácter de “emergente” para analizar el impacto de la crisis financiera internacional en el sector automotriz para 2009.

La Asociación explicó que la convocatoria prevista para el 17 de diciembre próximo busca explorar las previsiones económicas para el sector en 2009, así como analizar el comportamiento de la paridad cambiaria, la evolución del crédito y en los niveles en los que estará la venta de automotores nuevos en el mercado interno.

Lo anterior, a fin de tener las bases sobre las cuales elaborarán su presupuesto, resaltó en un comunicado.

En la reunión se examinará, desde distintas perspectivas la situación económica y financiera que se vive actualmente, así como sus expectativas para los próximos meses, comentó.

En las ponencias se espera la participación del Subgobernador del Banco de México, Everardo Elizondo; el secretario particular del titular de Hacienda, Alejandro Vázquez, y el director general del Grupo de Economistas Asociados (GEA), Ernesto Cervera, quienes expondrán su visión sobre los escenarios posibles para 2009.

Con el encuentro, la AMDA espera que sus asociados tengan los elementos de información y análisis en torno a la crisis financiera internacional y sus repercusiones en el sector automotor.





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles