Weekly News

Recomiendan concurso mercantil a La Comer

10 de diciembre de 2008.

Luis Javier Navarro, abogado de la firma Baker&Mckenzie, expresó que lo "más recomendable para Controladora Comercial Mexicana (CCM)"es continuar con su petición de concurso mercantil antes de que sus acreedores inicien con diversas medidas judiciales en su contra.

Por el momento, CCM puede ser presa de diferentes acciones judiciales como juicios ejecutivos, huelgas, ejecuciones fiscales, entre otros, por eso lo más recomendable es entrar a concurso mercantil, para crear las condiciones adecuadas para las negociaciones, dijo Navarro, quien también es miembro del Instituto Federal de Especialistas de Concursos Mercantiles (Ifecom).

Durante la presentación del Seminario Mercados Financieros Globales: Crisis y Oportunidades organizado por la firma de abogados, Navarro explicó que "es muy extraño" que el recurso interpuesto por La Comer para obtener el concurso mercantil haya sido hasta ahora negado.

Sin embargo, Navarro reconoció que hay casos que por su grado de complejidad los jueces necesitan estar mejor capacitados para la toma de decisiones.

En caso de que CCM no recurra al concurso mercantil pondría en riesgo la operación de las decenas de proveedores que tiene la empresa en México, dijo Navarro.

CCM lleva tres intentos ante las autoridades correspondientes para entrar en concurso, pero los tres han sido desechados, el último fue por parte del primer juzgado en materia civil.

Y su representante legal, Salvador Rocha Díaz, comentó en días pasados que ya no buscarían el concurso mercantil aun cuando sea aceptada la petición, debido a la presión que los bancos han ejercido en su contra.

CCM elevó sus pasivos en dólares a la cantidad de 2 mil millones de dólares, pero recientemente los bancos que negociaron sus instrumentos derivados reclamaron un monto superior de 2 mil 200 millones de dólares.

El especialista dijo que existen casos donde los jueces no cuentan con la capacitación requerida para resolver experiencias complejas en cuestión de quiebras empresariales.

Navarro comentó que una vez que la empresa entra en concurso mercantil, se abre un plazo de hasta 365 días para negociar su deuda con sus diferentes acreedores.

Navarro comentó que con la anterior Ley de Quiebras y Suspensión de Pagos la empresa Altos Hornos (Ahmsa) se benefició en detrimento de sus decenas de proveedores y acreedores.

"Y siguen todavía bajo la protección de que nadie los puede embargar, y todavía están sin pagar un peso de importes", dijo el abogado.





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles