Weekly News

La Máquina, a derribar una muralla

12 de diciembre de 2008.

La ventaja de 2-0 que lleva Toluca para definir la final en su casa es una loza muy pesada para Cruz Azul, que enfrentará a la mejor defensiva y arquero de la Liguilla, en la que han permitido un gol en cinco duelos. Los de la Noria deben remar muy fuerte contracorriente

Con dos goles de desventaja, los celestes tienen una dura misión, si es que quieren revertir el marcador y salir campeones, ya que para ello, tendrán que vencer a Toluca en el propio “infierno” del Nemesio Diez, una victoria que resulta muy complicada teniendo enfrente a la segunda mejor defensiva del torneo regular y la mejor defensiva de lo que va de la liguilla, en donde sólo ha recibido una anotación.

Toluca ha mostrado ser un cuadro bien equilibrado con un buen ataque, teniendo al campeón goleador del Apertura 2008, Héctor Mancilla, un mediocampo muy capaz con Israel López y Andrés Martín Romagnoli formando una doble contención de “miedo” y con un Sinha que en la final de ida “destrozó” a la defensa azul.

Pero si algo ha caracterizado a este Toluca de José Manuel ‘Chepo’ de la Torre es su solidez en la defensa, ya que ha convertido al cuadro escarlata en el mejor contra el ataque, sumando el torneo regular y la liguilla.

Los Celestes tendrían que vencer en tres ocasiones en el mismo partido a Hernán Cristante, portero que este mismo campeonato acaba de conseguir el récord de imbatibilidad con 772 minutos sin recibir anotación.

Los Diablos han disputado 22 partidos en el presente campeonato, recibiendo sólo 17 goles, con un promedio de 0.77 goles por encuentro.

Este dato es poco alentador para jugadores y aficionados del cuadro de La Noria, ya que necesitan tres goles a favor sin recibir ninguno y en este torneo sólo Morelia pudo meter tres goles a Hernán Cristante, esto en la fecha 12, sin embargo en esa ocasión Toluca no se fue en blanco y marco en dos ocasiones.

La última vez que Toluca perdió por más de una anotación fue en la fecha 8 del Clausura 2008 cuando los Tuzos del Pachuca los vencieron en la misma casa de los Diablos, hazaña que tendrían que repetir el próximo domingo los dirigidos por Benjamín Galindo, resultado que no le daría el título pero que sí obligaría al alargue, recordando que en la final del futbol mexicano la posición en la tabla o los goles de visitante no son factor de desempate.

Con estos datos pareciera una misión casi imposible para Cruz Azul, sin embargo en el futbol no hay nada escrito y como lo dijo alguna vez el legendario Fernando Marcos, el último minuto también tiene 60 segundos, y el balón tendrá que rodar para definir al próximo campeón de nuestro futbol.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles