Weekly News

Atacan edificio de la policía en Atenas

16 de diciembre de 2008.

La policía dijo que unos 30 jóvenes arrojaron bombas de gasolina y piedras al edificio, causando severos daños a siete autos y una vagoneta policial estacionados afuera. El edificio en el cetro de la capital es usado también por la policía de tránsito.

Luego de dos días de pausa, la violencia estalló en Atenas el martes. Grupos de niños de primaria bloquearon calles y decenas de adolescentes se concentraron en las afueras de el complejo de tribunales en la capital y una prisión de máxima seguridad, donde algunos lanzaron piedras contra la policía.

Los manifestantes reclamaron el retiro de las calles los policías antimotines, el desarme de la policía y medidas contra la creciente desigualdad social.

El foco de las protestas está cambiando ahora a los estudiantes de secundaria, que fueron sacudidos por la muerte de Alexandros Grigoropoulos, de 15 años, en un tiroteo policial, y han expresado además preocupación por las políticas económicas, educacionales y sociales del gobierno. Las clases han sido suspendidas en más de 100 escuelas secundarias que están ocupadas por los estudiantes, dijo el Ministerio de Educación.

Numerosos edificios universitarios en toda Grecia han sido ocupados también por los alumnos.

Luego del tiroteo del 6 de diciembre, jóvenes furiosos destrozaron vidrieras e incendiarios decenas de tiendas y otros edificios en la principal área comercial de Atenas, y atacaron a la policía antimotines, que respondió con uso masivo de gas lacrimógeno.

Decenas de personas fueron heridas en los disturbios, que se registraron en varias ciudades del país, al tiempo que más de 300 personas fueron arrestadas. El policía acusado de matar al adolescente ha sido acusado de asesinato y está detenido en espera de juicio.

En la ciudad norteña de Salónica, la policía antimotines empleó el martes gas lacrimógeno para dispersar una protesta de unos 300 jóvenes que lanzaban frutas y piedras en las afueras del edificio de los tribunales. El disturbio siguió a una decisión judicial que declaró a ocho policías culpables de abusar de un estudiante durante disturbios hace dos años.

Los policías recibieron sentencias suspendidas de entre tres años y tres meses por causar daños corporales y 15 meses por colaborar con el abuso.





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles