Weekly News

Las personas con depresión son más susceptibles al tabaquismo

16 de diciembre de 2008.

Un estudio desarrollado en el Instituto Nacional de Psiquiatría demuestra la estrecha relación entre depresión y tabaquismo

Las personas con depresión son más susceptibles a fumar que la población en general y cuando lo hacen, se reduce en gran medida la severidad de sus síntomas depresivos. Asimismo, cuando reciben tratamiento para su estado de ánimo es menos probable que consuman cigarrillos.

De acuerdo con un estudio realizado por la Directora General del Instituto Nacional de Psiquiatría, María Elena Medina Mora, en colaboración con Ana Moreno Coutiño, investigadora de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México, las personas con depresión en edades tempranas tienen 18 veces mayor posibilidad de tener dependencia a las drogas y son más susceptibles a fumar.

Los resultados de este trabajo de investigación también muestran que las mujeres fumadoras tienen el doble de probabilidades de padecer depresión que las que no tienen esa adicción, así como cinco veces más posibilidad de sufrir depresión que los hombres.

Mientras que los hombres que fuman una cajetilla diaria quintuplican el riesgo de sufrir depresión en comparación con los no fumadores y quienes tienen o tuvieron esta adicción tienen 80% más probabilidad de presentar ese problema mental.

Las investigadoras resaltan en su trabajo titulado Tabaquismo y Depresión, publicado en la revista Salud Mental volumen 31 número cinco, de septiembre-octubre de este año, que la nicotina reduce tanto la incidencia como la severidad de los síntomas depresivos.

Dijeron que los pacientes con trastornos psiquiátricos y adicción a sustancias representan un gran reto para los especialistas, debido a que las adición limita el uso de fármacos para el tratamiento y aumenta el riesgo de recaídas.

Sin embargo, en el caso de la comorbilidad entre depresión y tabaquismo, el tratamiento farmacológico puede favorecer la mejoría de ambos trastornos, ya que se ha probado que para contrarrestar los síntomas de la abstinencia a la nicotina algunos antidepresivos como el bupropion, fluoxetina, moclebenimida y nostriptilina tienen efectos benéficos.

Así por ejemplo, los fumadores con dependencia fuerte a la nicotina que reciben tratamiento con bupropión advierten un decremento de su sintomatología depresiva durante la fase de tratamiento, pero puede resurgir si se interrumpe. Por otra parte, señalaron que cuando el tratamiento contra el tabaquismo se basa sólo en terapia psicológica, cognitivo-conductual, el mantenimiento de la abstinencia a largo plazoes muy bajo, por lo que recomendaron ofrecer tratamiento farmacológico a todas las personas que desean dejar de fumar, a menos que haya contraindicaciones médicas.

Cabe subrayar la importancia de los resultados de este trabajo de investigación, debido a que el tabaquismo y la depresión son dos problemas de salud pública que afectan a una gran cantidad de mexicanos, ya que 16 millones de personas fuman, mientras que la depresión afecta a más de 12% de la población de 18a 65 años.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles