Weekly News

Castro y Calderón fortalecen sus vínculos bilaterales en un encuentro personal

17 de diciembre de 2008.

Costa do Sauípe (Brasil), 16 dic (EFE).- Los presidentes de Cuba, Raúl Castro, y México, Felipe Calderón, se reunieron hoy en privado en el balneario brasileño de Costa do Sauípe para fortalecer sus vínculos bilaterales y analizar temas de interés común, como la emigración y la lucha contra el narcotráfico.

Fue una reunión excelente para resolver los actuales problemas, que ya no tenemos y que no surjan más", declaró Castro a un reducido grupo de periodistas tras la reunión con Calderón.

En el encuentro, según un comunicado divulgado por la Presidencia de México, ambos mandatarios expresaron su "satisfacción mutua por el proceso de regeneración y fortalecimiento de las relaciones bilaterales, que ha permitido obtener resultados concretos y positivos".

Además, agrega el texto, saludaron el éxito de la entrada en vigor de un memorando de entendimiento para garantizar la migración ordenada, legal y segura, suscrito en octubre pasado, reiteraron su compromiso para combatir el tráfico de personas, desincentivar los flujos migratorios indocumentados y garantizar el respeto a los derechos humanos de los migrantes.

Conversaron también sobre la lucha contra el narcotráfico y coincidieron en la importancia de estrechar la cooperación bilateral en materia de crimen organizado.

Calderón y Castro acordaron intercambiar visitas el próximo año en fechas aún por concretar.

Al ser preguntado sobre una posible reunión de Calderón con Fidel Castro, el presidente cubano dijo: "eso depende de mi hermano", al tiempo que se mesaba una imaginaria barba, un gesto que en la isla se usa para hacer referencia al líder de la revolución.

El encuentro de hoy confirma la normalización de los vínculos entre ambos países, que tras un siglo de relaciones diplomáticas atravesaron su momento más tenso en abril de 2002, cuando Fidel Castro divulgó una conversación en la que el entonces presidente mexicano, Vicente Fox, le pidió que limitara su estancia en la cumbre de Monterrey.

Posteriormente, Cuba y México tropezaron de nuevo por la detención en la isla de un conocido empresario acusado de corrupción por las autoridades mexicanas, en abril de 2004.

Las relaciones comenzaron a normalizarse en julio de ese mismo año con una visita a La Habana del entonces canciller mexicano, Luis Ernesto Derbez.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles