Weekly News

Busca Fed evitar mayor debacle; baja las tasas a 0.25%

17 de diciembre de 2008.

La sorpresiva decisión de reducir la tasa en entre 0.75 puntos porcentuales y un 1 punto porcentual desde el nivel previo de 1 por ciento puso a la Fed en un territorio sin precedentes.

Los mercados financieros esperaban que la Fed rebajara las tasas como mucho en tres cuartos de punto.

“La Reserva Federal empleará todas las herramientas disponibles para promover la vuelta a un crecimiento económico sostenible y preservar la estabilidad de precios”, dijo la institución en un comunicado.

El recorte deja la tasa en su menor nivel, según estadísticas que se remontan a 1954. La Fed indicó que las condiciones actuales requerirían que las tasas se mantengan “en niveles excepcionalmente bajos por algún tiempo”.

Además del recorte en la tasa, la Fed dijo que estaba preparada para expandir grandes compras de deuda emitidas por agencias patrocinadas por el Gobierno, en un intento por apoyar al castigado mercado inmobiliario.

Asimismo, indicó que está analizando posibles compras de deuda de largo plazo del Gobierno y que consideraría otras alternativas para apuntalar la economía. Los precios de las acciones y de la deuda del Gobierno se dispararon, mientras que el dólar cayó tras el anuncio.

“Es una medida muy poco ortodoxa y creativa”, dijo Michael Woolfolk, estratega cambiario de Bank of New York-Mellon. “Pensamos que es la mejor medida posible para el consumidor estadounidense y para el mercado financiero”, agregó.

Las autoridades estadounidenses no han podido evitar que la recesión se profundice pese a una serie de medidas sin precedentes adoptadas durante la peor crisis financiera desde la Gran Depresión.

La caída del banco de inversión Lehman Brothers a mediados de septiembre, particularmente, pareció intensificar la turbulencia financiera.

Ante la crisis, los recortes de tasas y las inyecciones masivas de liquidez por parte a la Fed, y compras del Tesoro de valores bancarios no han logrado impedir que la actividad económica se desacelere abruptamente en meses recientes.

La evidencia más cruda sobre la fuerza con que la crisis financiera ha estremecido a la amplia economía llegó en un informe del gobierno que mostró que las empresas eliminaron 533,000 empleos en noviembre, el número más alto en 34 años, mientras que la tasa de desempleo trepó a máximos en 15 años.

Deflación, la nueva batalla

La deflación es la nueva batalla que tiene que enfrentar la economía de Estados Unidos, aunque no cuenta con un arma monetaria convencional para librarla, estimó la firma Merrill Lynch (ML). El economista en Jefe para América del Norte de ML, David Rosenberg, anticipó que el consumidor estadunidense verá una deflación durante la segunda mitad de 2009, la cual consiste en el descenso de los precios por falta de demanda, cuando se convertirá en la característica más permanente del panorama macroeconómico. Señaló que a recesión en el sector de la vivienda que comenzó hace tres años finalmente se convirtió en una recesión del gasto en capital a finales de 2007, y hacia el tercer trimestre de 2008 en una recesión del consumidor. “Esperamos que esta recesión dure hasta finales de 2009 antes que se de una recuperación pronunciada en 2010”, añadió Rosenberg en el análisis “Economía de Estados Unidos: Expectativas para 2009”.





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles