Weekly News

Más de 2 billones de ton de hielo se han derretido

17 de diciembre de 2008.

Más de 2 billones de toneladas de hielo terrestre en Groenlandia, Alaska y la Antártida se han derretido desde 2003, de acuerdo con datos nuevos de uno de los satélites de la NASA que muestran los indicios más recientes del calentamiento global.

Más de la mitad de las pérdidas de hielos terrestres en los últimos cinco años han ocurrido en Groenlandia, revelan mediciones del peso del hielo por el satélite Grace de la NASA, dijo el geofísico de la agencia Scott Luthcke, quien agregó que el derretimiento parece estar acelerándose.



Científicos de la NASA planeaban presentar sus hallazgos el próximo martes en la conferencia de la Unión Estadounidense de Geofísica en San Francisco. Luthcke dijo que aún no se han concluido las cifras de Groenlandia para el tercer trimestre de 2008, pero que la pérdida de hielo este año, aunque aún grave, no será tan severa como en 2007.

Las noticias fueron mejores para Alaska. Luego de una enorme reducción en 2005, el hielo terrestre allí creció ligeramente en 2008 a causa de nevadas copiosas, dijo Luthcke. Desde 2003, cuando el satélite de la NASA comenzó a realizar las mediciones, Alaska ha perdido 400 mil millones de toneladas de hielo terrestre.

Al evaluar los cambios climáticos, los científicos generalmente examinan varios años para determinar la tendencia.

A diferencia del hielo marítimo, el derretimiento del hielo terrestre aumenta muy poco los niveles del mar. En la década de 1990, Groenlandia no contribuyó nada al aumento del nivel del mar. Ahora, esa isla añade casi medio milímetro al incremento del nivel del mar cada año, dijo el científico de la NASA, Jay Zwally, en una entrevista telefónica desde la conferencia.

Entre Groenlandia, Alaska y la Antártida, el derretimiento de hielos terrestres ha elevado los niveles del mar en el mundo aproximadamente medio centímetro en los últimos cinco años, dijo Luthcke. Los niveles suben también por la expansión del agua cuando se calienta.

Otros estudios que son presentados esta semana en la conferencia apuntan a más preocupaciones sobre el derretimiento causado por el calentamiento global, especialmente con el hielo marítimo.

“No está mejorando, sigue mostrando indicios fuertes de calentamiento y amplificación”, dijo Zwally. “La tendencia no se ha revertido”.

Científicos que estudian el hielo anunciarán que algunas partes del Ártico al norte de Alaska estuvieron entre 5 y 5.6 grados centígrados (entre 9 y 10 Fahrenheit) más cálidas este otoño, un fuerte indicio de lo que investigadores llaman el efecto ártico de amplificación.

Eso sucede cuando el Ártico se calienta más rápidamente que lo previsto y el calentamiento allí se está acelerando más que en cualquier otra parte del planeta.

A medida que se derrite el hielo marino, las aguas del Ártico absorben más calor en el verano, al perder el poder reflector de vastas capas de hielo.

Ese calor se transmite al aire en el otoño. Eso ha causado temperaturas otoñales en los últimos años que son entre 3.3 y 5.6 grados más cálidas que en la década de 1980, dijo la investigadora Julienne Stroeve, del Centro Nacional de Datos de Hielo y Nieve en Boulder, Colorado. Eso es un fuerte impacto temprano del calentamiento global, dijo.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles