Weekly News

Renuncia presidente del parlamento de Irak por caso 'zapatazo'

18 de diciembre de 2008.

Una autoridad de la oficina del presidente de la legislatura dijo que no está seguro sobre la seriedad del anuncio de Mahmud al-Mashhadani, pero opinó que lo pudo haber dicho porque estaba disgustado. El oficial habló bajo condición de anonimato porque no está autorizado a informar a los medios de comunicación.

El anuncio del presidente del parlamento de Irak ocurrió mientras el periodista iraquí que lanzó los zapatos fue visitado este miércoles en la cárcel por un juez, informó un hermano del agresor, Dhargham al-Zeidi, quien dijo temer que el reportero debe estar demasiado herido como para aparecer en una sala del tribunal.

El periodista fue derribado el domingo por varios hombres tras arrojar sus proyectiles improvisados durante una rueda de prensa de Bush y el primer ministro iraquí, Nuri al-Maliki.

La familia de Muntadhar al-Zeidi acudió hoy al Tribunal Central de lo Penal, a la espera de asistir a una audiencia, dijo el hermano del agresor. Agregó que les dijeron que el juez investigador acudió a verlo en la cárcel y que la familia deberá volver en ocho días más.

"Es significa que mi hermano fue golpeado gravemente y temen que su presentación pueda desatar indignación en la corte", afirmó Dhargam al-Zeidi.

Las autoridades iraquíes y otro hermano del acusado han negado que el periodista haya sufrido lesiones graves después de los sucesos del domingo.

Al-Zeidi permanece detenido presuntamente bajo cargos de insultar a un mandatario extranjero, un cargo que conlleva un máximo de dos años en prisión.

Bajo el régimen legal iraquí, el caso debe ser evaluado por un juez investigador, quien sopesará la evidencia antes de recomendar si pedirá un juicio.

El proceso puede tomar meses y es normal que las audiencias iniciales se realicen informalmente, en lugar de una escena formalizada que es común en las cortes estadounidenses y británicas.

Alrededor de mil 500 manifestantes tomaron este miércoles las calles del barrio sunni de Azamiyá, en Bagdad, para exigir su puesta en libertad. Irónicamente, al-Zeidi fue secuestrado en el mismo barrio el año pasado y fue liberado ileso días después.

"Esta es una reacción natural a los actos estadounidenses de tiranía y ocupación en Irak", dijo el manifestante Khalil al-Obeidi, un residente de Azamiyá.





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles