Weekly News

Necesitan 33 países ayuda alimentaria: ONU

19 de diciembre de 2008.

La Organización de las Naciones Unidas dijeron ayer que 33 países, tres de ellos latinoamericanos, necesitan ayuda alimentaria como resultado de guerras, inundaciones, pobres cosechas o altos precios de la comida.

La Organización de Agricultura y Alimentos de la ONU dice que 20 de esos países están en África y 10 en Asia. Los países latinoamericanos son Cuba, Haití y Honduras, todos con cosechas destruidas por inundaciones.

La FAO, con sede en Roma, dio en un reporte que aproximadamente 5.1 millones de personas en Zimbabwe pudieran necesitar asistencia en momentos en que el país lidia con un empeoramiento de su situación económica y un brote de cólera.

En Corea del Norte, aproximadamente 8.7 millones de personas -alrededor de 40 por ciento de la población- necesitan urgentemente asistencia alimentaria.

El informe dice que en Centroamérica y el Caribe, una temporada de huracanes especialmente severa azotó la región con intensas lluvias que han dañado infraestructura y cosechas, especialmente yuca, plátanos, bananas y arroz. La vulnerabilidad de los suministros alimentarios ha aumentado drásticamente en países caribeños.

La situación en el Sur de Somalia continúa siendo especialmente preocupante, con un estimado de 3.25 millones de personas enfrentando graves problemas de escasez de alimentos. Además de la guerra civil que ha desplazado a millones de personas, los niveles de cosecha en los últimos cinco años han declinado progresivamente.

La agencia ha colocado la cifra total de personas en necesidad de ayuda en casi mil millones.

Piden ayudar a niños en Perú

La Asociación por la Defensa de las Minorías (ADM) anunció que organizaciones caritativas lanzaron, a una semana de la Navidad, una alerta para defender a niños en situación de calle y que los hace objeto de maltratos y ser tratados como delincuentes en Perú.

La ADM reconoció en un estudio que la situación de pobreza en la que viven las familias de los niños callejeros es la que determina su actuación y no ve posibilidades de cambio.

Cuestionó el papel que juega la comunidad inmediata del niño en el proceso que lo lleva a la calle y deploró que se haga poco por salvar a los menores, que viven en condiciones paupérrimas.

Denunció que hay muchos casos de maltrato, de falta de comunicación y de otros fenómenos anómalos de relación, los cuales son producto de las condiciones a las que los menores se ven sometidas dentro y fuera de la comunidad en la que habitan.

Se entiende como factores de riesgo en una comunidad urbano marginal aquellos que, conjugados entre sí, determinan la salida de los niños a la calle, ya sea de manera paulatina o violenta, explicó la organización.





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles