Weekly News

Viajes de diputados, la partida más onerosa

21 de diciembre de 2008.

Los diputados federales han gastado en boletos de avión nacionales e internacionales un total de 402 millones 430 mil pesos, resultado de la expedición de 3 mil 663 boletos para representaciones oficiales, y 31 mil 91 cupones para pasajes de aquellos legisladores que viven a más de 300 kilómetros de la Ciudad de México.

En San Lázaro, las partidas presupuestarias para la compra de boletos de avión y entrega de viáticos son de las más onerosas, pues es una obligación de Ley el garantizar el transporte aéreo y transporte de los diputados; a lo que se suman los viajes nacionales e internacionales por representaciones oficiales, asistencias a organismos internacionales, invitaciones, cursos, actualizaciones o foros.

Por ejemplo, del 1 de septiembre de 2006 -cuando rindieron protesta de su cargo- y hasta el 31 de diciembre de ese año, los diputados gastaron en boletos de avión 51 millones 411 mil pesos, con un promedio de 13 millones de pesos mensuales.

Para 2007, la cantidad subió -por los 12 meses- a 200 millones 210 mil pesos, con un promedio de gasto mensual de 16 millones 600 mil pesos. Diciembre del año pasado es el mes con más actividad en el uso de boletos de avión, con un gasto de 25 millones 484 mil pesos, esto, con referencia a un mes de periodo de sesiones como el de febrero, que fue de 11 millones 555 mil pesos.

De enero a septiembre de 2008, los legisladores habían gastado 150 millones 808 mil pesos en boletos de avión.

Según la solicitud de transparencia a la Unidad de Enlace de la Cámara de Diputados, en San Lázaro se han erogado 402 millones 430 mil pesos para el pago a agencias de viaje por boletos de aviones.

Son siete agencias de viaje que están instaladas en la Cámara Baja, más las oficinas de Aeroméxico y Mexicana.

La agencia Valero Viajes Internacionales es la que más boletos le ha vendido a la Cámara Baja, por un total de 124 millones 674 mil pesos, en referencia a los 286 mil 250 pesos que ha cobrado la agencia Cellini Viajes, o los 15 millones 436 mil que ha facturado Mexicana de Aviación.

Los diputados federales han incrementado considerablemente el gasto en boletos de avión desde su toma de protesta hasta sus dos primeros años de trabajo. Por ejemplo, en septiembre de 2006 los legisladores causaron un gasto al erario por compra de boletos de avión de 10 millones 696 mil pesos; el mismo mes en 2007, el gasto subió a 13 millones 367 mil pesos, y para 2008, la cantidad ascendió a 22 millones 208 mil pesos.

Según las prácticas parlamentarias, los diputados federales no pueden comprar boletos de avión con descuentos o promociones, sino que debe ser a precio regular y con clase Yanqui “Y” que es una de las más caras -casi como de primera clase- por su flexibilidad de cambios en horarios, fechas, destinos y hasta nombres. Aún así, Mexicana y Aeroméxico no son los proveedores más importantes de los diputados. Los legisladores buscan hacer escalas o acomodar sus vuelos para viajar con acompañantes.

En el verano pasado, la delegación de la Mesa Directiva que viajó a Rusia decidió parar en Italia unos días para conocer museos. En el caso de boletos nacionales, algunos diputados buscan aerolíneas más baratas como InterJet o Volaris y aterrizan en Toluca -hasta donde van las camionetas de San Lázaro por ellos- y así van creando una cuenta con las Agencias de Viaje para después cambiar sus bonos por otros boletos de avión.





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles