Weekly News

Afecta crisis aérea a Mexicana de Aviación

23 de diciembre de 2008.

El director de la empresa Manuel Borja Chico, detalló que dichos arreglos son más bien “tácticos”, ya que no se planea reducir los vuelos; “estamos analizando ruta por ruta y ajustando la oferta, no estamos considerando en este momento cancelaciones de ciudades o rutas específicas”.

Consideró que el problema principalmente se refleja en los vuelos Chicago-México, Nueva York- México, Morelia-Chicago, y algunos provenientes de Los Angeles, “es un tipo de mercado y es ahí donde tuvimos que hacer unos ajustes”.

Reconoció que 2008 ha sido uno de los años “más difíciles” para la industria, no comparable con 2001, pero sí claramente uno de los periodos que “sufrió más la aviación del mundo” debido a los altos costos del combustible y la consolidación de la industria por la quiebra de varias aerolíneas.

Sin embargo, comentó que a pesar de esta situación entre los meses de noviembre y lo que va de diciembre no se observa una afectación mayor, ya que los factores de ocupación son de 73%.

Reconoció que se espera un primer trimestre difícil en 2009, por lo que el resto del año se enfocarán a proponer medidas “tácticas” para sortear la crisis, “espero un mercado bastante flaco”.

Al término de la inauguración de la nueva Sala de Reservas de Sobrecargos, sostuvo que otro factor que les ha afectado en las rutas domésticas es el tipo de cambio, ya que las aerolíneas no han podido repercutir el costo del boleto debido a la alta competencia.

El director de Servicios al Cliente y Comunicación Corporativa de Mexicana de Aviación, Adolfo Crespo coincidió que la depreciación del peso frente al dólar representa un inconveniente, ya que la turbosina se adquiere en dólares.

Este combustible representa 18 por ciento de los gastos operativos de la aerolínea, “sigue siendo un problema”, dijo.





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles