Weekly News

Madonna rompe su propio récord

23 de diciembre de 2008.

La cantante estadounidense Madonna ha batido con su recién clausurado tour Sticky and Sweet el récord de recaudación de una gira para un cantante en solitario, al amasar 280 millones de dólares.

La cantante de Material Girl supera así el récord de 260 millones de dólares que consiguió con Confessions Tour en 2006, que la había alzado como la cantante femenina con más éxito en directo.

Según un comunicado de la promotora de los conciertos de la artista, Live Nation, publicado en su página web, estas cifras son producto de los 2 millones 350 mil 282 entradas vendidas en los 58 conciertos que han compuesto la gira con la que Madonna ha promocionado su álbum Hard Candy.

Sticky and Sweet (Pegajosa y Dulce) redondeó el domingo su gira con un último concierto en Sao Paulo (Brasil), con el que cerraba un periplo comenzado en Cardiff (Gales) el 23 de agosto y en el que la artista ha lucido en el escenario diseños de Givenchy, Jean Paul Gaultier y Arianne Philips.

Tras recorrer Europa -con citas en Sevilla y Valencia-, dio el salto a Estados Unidos, Canadá, México y Sudamérica, donde, con sus conciertos en Chile, Brasil y Argentina- país al que dedicó una interpretación sorpresa de Don’t Cry for me Argentina-, ha conseguido vender un total de 650 mil entradas.

Además, con el concierto ofrecido en Zurich el pasado 30 de agosto, se convirtió en la artista con mayor poder de convocatoria en directo en la historia de Suiza, al congregar a 72 mil personas.

Madonna, que cumplió este año 50 años, ha vivido durante el transcurso de esta gira un mediatizado proceso de divorcio con su segundo marido, Guy Ritchie, y ha firmado un millonario contrato para ser la imagen de la firma de moda Louis Vuitton.

Pero, por encima de todo, en 2008 “vuelve a demostrar su verdadero atractivo global como intérprete en directo”, explica en el comunicado Arthur Fogel, director del departamento de giras mundiales de Live Nation.

Otros récords que la “Reina del Pop” ha batido con este periplo son los 12 millones de dólares recaudados en un solo concierto en el estadio de Wembley en Londres, y los 23 conciertos con todas las entradas vendidas en el Madison Square Garden de Nueva York que ha sumado desde 2001.

Sticky and Sweet, en la que la artista combinó temas nuevos como 4 minutos y Give it 2 me con clásicos de su carrera como Vogue o La Isla Bonita, supone la octava gira de conciertos de Madonna, y no ha suscitado, como sí sucedió con sus espectáculos Blond Ambition y Confession Tour, airadas reacciones en los sectores conservadores.

A pesar de este nuevo récord para la artista y de que Hard Candy debutó en el número 1 de 37 países, las ventas de este álbum, producido por Timbaland, Justin Timberlake y Pharrell Williams, no han superado todavía los 4 millones de copias en todo el mundo, lo que lo convierten en uno de los mayores fracasos comerciales de la carrera de Madonna.





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles