Weekly News

Investigan a siete personas por posibles nexos con decapitación de militares

23 de diciembre de 2008.

La vicefiscalía mexicana contra el crimen organizado investiga a seis hombres y una mujer detenidos el pasado sábado por su presunta relación con el asesinato de ocho militares cuyos cuerpos fueron decapitados, informó hoy una fuente oficial.

La Procuraduría General de la República (PGR, Fiscalía) informó de que las siete personas fueron detenidas en el sureño estado de Guerrero después de un enfrentamiento en el que soldados dieron muerte a tres presuntos delincuentes.

Posterior a ese enfrentamiento fueron hallados el domingo en Guerrero los cuerpos decapitados de ocho militares, presumiblemente en una acción cometida por miembros del crimen organizado.

La PGR indicó que la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (Siedo) investiga a los siete detenidos por su probable vinculación con el crimen de los ocho militares.

El Ejército mexicano y otras instituciones federales y estatales despidieron hoy con honores a los militares asesinados.

"Este lamentable hecho constituye una ofensa a las instituciones en su conjunto, especialmente a quienes vestimos el uniforme castrense. Fue un grave error de los delincuentes este atrevimiento", dijo el comandante Enrique Alonso Garrido, participante en el acto.

Por otra parte, el presidente de México, Felipe Calderón, dijo en otro acto oficial que "estos cobardes asesinatos pretenden amedrentar al Estado y a la sociedad".

Aseguró que estos asesinatos son "consecuencia de la contundencia de los golpes que las Fuerzas Armadas han dado a las organizaciones criminales y que han provocado una merma en su estructura tanto funcional como económica".

"Por eso estamos decididos a llevar esta lucha en todas sus consecuencias, a la violencia del crimen responderemos con la acción firme del Estado", dijo el mandatario, quien asumió hace dos años y desde entonces se ha apoyado en el Ejército para desarrollar su estrategia de lucha contra el narcotráfico.

"No daremos un paso atrás en esta lucha ni habrá tregua ni cuartel para los evidentes enemigos de la Patria", dijo Calderón, quien ha pronunciado esta frase en varias ocasiones, en particular cuando organizaciones civiles mexicanas e internacionales han solicitado que el Ejército no intervenga en esta lucha.

Para frenar la ola de violencia del crimen organizado, Calderón ha enviado a distintos puntos del país a entre 20.000 y 30.000 solados que realizan operaciones junto con agentes federales.

En lo que va de año el crimen organizado se ha cobrado la vida de casi 5.500 personas.





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles