Weekly News

Amplían un año más el seguro para desempleado en el IMSS

23 de diciembre de 2008.

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) hizo más flexibles las condiciones para contratar por primera vez el Seguro de Salud para la Familia, beneficiando a los trabajadores que se quedan sin empleo, ya que amplía el plazo y reduce el número de semanas cotizadas para que puedan obtenerlo con mayor facilidad.

La titular del departamento de Afiliación Cobranza en la Subdelegación Juárez 1, Guadalupe Hernández Gómez, informó que ahora las personas que quedan sin empleo tienen hasta un año después de su baja, para contratar el Seguro de Salud para la Familia sin restricciones. Anteriormente ese plazo era de solo 45 días.

Asimismo, la exigencia para poder contratar esta modalidad de aseguramiento sin restricciones de haber cotizado un mínimo de 52 semanas continuas antes de la baja, ahora cambiaron por sólo 52 semanas cotizadas, pero en el transcurso de los últimos cinco años, aun cuando sea en forma interrumpida.

Hernández Gómez informó que se recibió en esta semana la circular del nivel central, concretamente de la Dirección de Incorporación y Recaudación, para que se aplique a partir de la fecha.

Lo anterior representa un gran apoyo para los trabajadores que quedan sin empleo y que en forma inmediata carecen de recursos para contratar el Seguro de Salud para la Familia, aún cuando requieran del servicio para ellos o sus familiares, indicó la responsable del área de afiliación vigencia.

Explicó que el Seguro de Salud para la Familia (SSF) es una opción que contempla la Ley del Seguro Social para incorporar al régimen de la Seguridad Social a aquellas personas que no tienen una relación laboral, para que puedan acceder como un seguro de previsión, porque al contratarlo de primera vez, señala algunas restricciones como el no realizar intervenciones quirúrgicas programadas, no contratarlo con personas que tengan padecimientos crónicos con complicación o alguna enfermedad grave, entre otras.

Sin embargo, esos candados no operan para los trabajadores y sus familias que tienen la necesidad de continuar recibiendo la atención médica y que tienen que contratarlo con algunas condiciones para no perder el beneficio, que son las que ahora se flexibilizan, indicó la funcionaria.

El costo anual del SSF para una persona de cero a 19 años es de mil 146 pesos; para el grupo comprendido de los 20 a 39 años son mil 340 pesos; para 40 a 59 años es de 2 mil tres pesos y para mayores de 60 años cuesta la anualidad 3 mil 14 pesos.

Lo contrata un titular y paga una cuota anual adelantada por cada miembro de la familia. Al hacerlo, le da derecho a recibir atención médica en forma integral como es la consulta, medicamentos, atención de especialidades incluyendo la de tercer nivel, hospitalización e intervenciones quirúrgicas.

Informó que para las personas que ya han tenido IMSS y se interesen en contratar el SSF, deben tramitarlo en la Subdelegación que le corresponde, y en caso de los que estuvieron adscritos a las Unidades de Medicina Familiar No. 34 y 46, sería la Subdelegación Juárez 2 y para el resto de las UMF la Subdelegación Juárez 1. Ambas Subdelegaciones se ubican sobre la calle Henry Dunant, en el área del Pronaf.

Para las personas que nunca han tenido Seguro Social, deben acercarse a cualquier Subdelegación o llamar al número de orientación telefónica 6-16-10-68 para que de acuerdo a su domicilio, le digan a cual oficina acudir.





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles