Weekly News

Crecerá América Latina 4.4% en 2008 pese a recesión global: BBVA

24 de diciembre de 2008.

América Latina crecerá 4.4 por ciento en 2008, a pesar de las desfavorables condiciones en los mercados internacionales en la última parte del año, aseguró el Banco Bilbao Vizcaya Argentaria (BBVA).

El banco español estimó que América Latina crecerá 1.8 por ciento en 2009 a pesar de la recesión global, aunque prevé que el crecimiento de México, el próximo año, será de cero.

De hecho, el crecimiento de América Latina para 2009 se estima en 2.6 por ciento, sin incluir México, y de 1.8 integrándolo junto con Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Perú y Venezuela.

El Servicio de Estudios de la entidad bancaria, a través del Latin Watch, aseguró que durante la mayor parte de 2008, la región se ha seguido beneficiando de una mejora de los términos de intercambio y de un crecimiento muy dinámico de las economías emergentes.

‘La fortaleza de la demanda interna ha sido casi una constante a lo largo de 2008’, señaló.

Sin embargo, agregó que las perspectivas para 2009 se revisan a la baja ante un escenario internacional especialmente adverso donde se combina la extensión de la crisis a un mayor número de activos y regiones, y la percepción de que estamos ante una recesión global.



‘En términos relativos, América del Sur es menos vulnerable que otras regiones emergentes para afrontar la actual crisis, fundamentalmente por su menor dependencia del financiamiento externo y su mayor capacidad para hacer frente a sus compromisos de deuda’, acotó. El BBVA sostuvo que adicionalmente, y a diferencia de otros episodios, América Latina goza de cierto margen fiscal que empieza a ser utilizado.

Puntualizó que la resistencia de la región está siendo importante y prueba de ello es que la crisis ha empezado a tener efectos visibles un año después desde su inicio y una vez que se ha instalado el sentimiento de recesión global.

‘Dentro del mundo emergente, América Latina está mostrando un mejor comportamiento dada su menor vulnerabilidad relativa’, recalcó.

Para la entidad bancaria, con inversiones en América Latina y en México, la capacidad de reacción de la región ante la crisis constituye una novedad respecto a episodios pasados y añadió que el activismo de los bancos centrales es un claro ejemplo.

Por un lado, los bancos centrales están haciendo uso de las reservas acumuladas para evitar movimientos bruscos en los tipos de cambio y para proveer de liquidez en dólares al sistema, dijo.

Por otro lado, la reducción de los altos coeficientes de reservas obligatorias ofrece liquidez adicional, continuó.

Consideró que el margen para hacer políticas fiscales expansivas es otro elemento diferencial.

En vez de recortar gastos ante la caída de ingresos provenientes de recursos naturales, como ocurría habitualmente en situaciones de recesión internacional, esta vez los gobiernos cuentan con recursos propios para mantener sus planes de gasto.

Incluso, en algunos países pueden poner en marcha medidas fiscales para amortiguar los efectos de la crisis y los casos más claros son Chile y Perú, y en menor medida Brasil y Colombia.

Resaltó que también el margen de la política monetaria puede ser importante, especialmente para los países con objetivo de inflación.

En un entorno de desaceleración y de precios de importaciones en niveles inferiores a los de 2008, y en ausencia de fuertes depreciaciones cambiarias, cabe esperar una moderación de las presiones inflacionistas y, por tanto, recortes de tipos de interés a lo largo de 2009.





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles