Weekly News

Despiden Detroit, Cleveland y Jets a sus entrenadores

30 de diciembre de 2008.

Leones de Detroit, Cafés de Cleveland y Jets de Nueva York despidieron a sus respectivos entrenadores, tras finalizar la temporada regular de la NFL con campañas deslucidas que decepcionaron a la afición.

Detroit despidió ayer a Rod Marinelli, luego que el equipo pasara a la historia con una vergonzosa racha negativa de 16 derrotas al hilo.

Y es que los Lions, que el domingo cerraron una campaña desastrosa con derrota de 21-31 ante Empacadores de Green Bay, dejaron atrás el récord de 14 derrotas seguidas que había impuesto Tampa Bay en 1976.

El dueño de la franquicia de Michigan, William Clay Ford, anunció que también fueron despedidos Joe Barry y Mike Barry, coordinador y asistente defensivo, respectivamente, y al entrenador secundario Jimmy Lake.

Se prevé que en los próximos días se haga una reestructuración completa, en la que algunos jugadores también podrían dejar el equipo, aunque aún no hay ningún anuncio oficial al respecto.

Por su parte, Romeo Crennel dejó de ser el head coach de los Cafés, luego de terminar la temporada regular sin cumplir las expectativas y dejar al equipo con una marca de 4-12.

Ayer por la mañana, previo a una conferencia de prensa, el dueño del equipo que juega en la División Norte de la Conferencia Americana, Randy Lerner, se reunió con Crennel y posteriormente hizo el anuncio oficial del cese del entrenador, así como de Phil Savage, gerente general.

Finalmente, Eric Mangini dejó vacante el puesto en las laterales de los Jets, un día después de que la franquicia neoyorquina perdiera el pase a los playoffs al sucumbir en la semana 17 y última de la temporada regular, 24-17 ante Delfines de Miami.

Pese a que el equipo había hecho una reestructuración con nuevos jugadores, desaprovecharon la valiosa oportunidad que tuvieron de estar en la postemporada al perder ante Denver, San Francisco, Seattle y Miami en cuatro de sus últimos cinco duelos, aún con la presencia de Brett Favre en el quarterback.

Woody Johnson, dueño de los Jets, afirmó, en conferencia de prensa que la franquicia se replanteará sus objetivos, aunque por el momento aún no tienen ningún candidato para sustituir a Mangini.

“Podemos tener mejores oportunidades si seguimos adelante. Es una decisión de juicio, no creo que haya sido una sola cosa lo que ocasionó el despido, simplemente tenemos que apuntar a otra dirección. Esperamos en verdad que hayamos tomado la decisión correcta”, indicó Johnson.

Phillips se

mantiene en Vaqueros

Los Vaqueros de Dallas decidieron mantener sin modificaciones a su cuerpo técnico. En lugar de ello, el entrenador en jefe Wade Phillips planea cambiar.

Después de que se evaporó la esperanza de los Vaqueros de llegar al Super Bowl tras registrar una foja de 9-7, insuficiente para avanzar a la postemporada, el propietario Jerry Jones prometió conservar a Phillips, y el entrenador ofreció ayer dirigir al equipo de manera diferente.

“Sabemos que las cosas deben mejorar. La única forma es cambiar las cosas”, dijo Phillips. “No veo otra manera para conseguir el parámetro que queremos”.

Phillips dijo que él y Jones ya habían “hablado de hombre a hombre” sobre lo que falló y lo que se necesita para solucionarlo. Todo lo que Phillips ha decidido hasta ahora es que requiere un plan, y acaba de empezar a armarlo. Sin embargo, dijo que los dos coordinadores continuarán con el equipo y que espera lo mismo de los jugadores estelares.

Si se toma en cuenta su actitud sosegada como entrenador, Phillips parece insinuar que piensa endurecerse. No obstante, tendrá 62 años cuando comiencen los entrenamientos de primavera en su 33ra temporada en la NFL, y en consecuencia está por verse si puede transformarse en otro tipo de líder.

“Mi personalidad no va a cambiar mucho en cuanto a lo que uno le pide a los jugadores que hagan”, expuso.

Por lo pronto ya hubo un cambio: Phillips no habló con el equipo ayer y los dejó irse a casa hasta la próxima temporada preguntándose qué les espera. Los jugadores se reunieron con los entrenadores de posiciones, limpiaron sus armarios, terminaron otras cosas pendientes y quedaron libres, una situación que disgustó a Bradie James, el capitán del cuadro defensivo.

“No quiero nada más terminar esto y quedarme en la penumbra”, dijo James.

Al comunicarle las palabras de Phillips, James sonrió y añadió: “Si uno sabe que una persona es de cierta manera y de pronto hay un cambio radical, no sé qué tan bien se tomará eso. No sé que quiere decir con eso. Como dije, no habló con nosotros, así que no sé. ... Lo que se tenga que hacer, lo acepto totalmente”.



James habló con los periodistas con la intención inicial de aclarar un incidente en el que se involucró con un aficionado, quien se presentó frente a las oficinas del equipo con un letrero doble. La parte frontal afirmaba: “Nuestro equipo no tiene corazón”, y en la trasera se leía “Wade es un bochorno para la estrella (en el casco de los Vaqueros)”.

James le destrozó el letrero al aficionado, y además le rompió sus lentes oscuros. Posteriormente el jugador fue a su armario, tomó un par de anteojos caros y regresó con una disculpa, un apretón de manos y un regalo. La policía llegó y se fue sin hacer nada al respecto.







Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles