Weekly News

Planes antipobreza incentivan dependencia social, advierten

2 de enero de 2009.

Los programas para abatir la pobreza en México generan dependencia económica en las familias que reciben los apoyos, reporta un informe de la Cámara de Diputados, que recomienda fomentar la participación y organización social en las comunidades marginadas. para corregir esa falla en la política social del gobierno federal.

En 2008, México destinó casi 22 mil millones de pesos a los programas alimentarios de la población más pobre, y para 2009, la bolsa sumará 31 mil 385 millones de pesos, pero esa presencia gubernamental ha repercutido “en el debilitamiento de la organización comunitaria”, señala un estudio del Centro de Estudios para el Desarrollo Rural Sustentable y la Soberanía Alimentaria (CEDRSSA) de la Cámara de Diputados.

De igual forma, en la búsqueda de soluciones a los problemas de la pobreza se ha registrado “la desincentivación de la producción de alimentos”, en el nivel local rural, se destaca en las conclusiones del “Análisis de los Problemas Alimentarios del Programa Especial Concurrente para el Desarrollo Rural Sustentable”.

Los programas contra la pobreza brindan apoyos en efectivo, en especie y precios subsidiados, que durante 2008, podrían haber beneficiado a 32.3 millones de personas.

El documento reporta las tendencias contra la pobreza, de los programas de Oportunidades, Diconsa, Abasto Rural, Abasto Social de Leche y Alimentario para Zonas Marginadas. En cada caso, se carece de diagnósticos actualizados.

Los apoyos en efectivo a familias pobres, se aplican a través de Oportunidad, programa que abarca a más de 70% de los beneficiarios en materia de combate a la pobreza.

El estudio de la Cámara además propone incorporar a miles de personas que están al margen de estos apoyos, “a través de proyectos productivos y de empleo”.





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles