Weekly News

Cuba recuerda revolución entre penurias económicas

2 de enero de 2009.

Puntual a la medianoche, 21 salvas disparadas desde la histórica fortaleza de La Habana y la izada de la bandera nacional en Santiago de Cuba, saludaron no sólo la llegada de un nuevo año, sino la fecha en que, hace medio siglo, Fidel Castro declaró la victoria de una revolución que, 50 años después, muchos cubanos saludan con regocijo mientras otros sólo desean que acabe de una vez.

La revolución cubana provocó desde sus inicios los sentimientos más encontrados pero, más allá de ideologías, hay una cosa que sí sienten muchos cubanos en común: bolsillos casi vacíos. Apenas superados los principales daños causados por tres furibundos huracanes que a finales de 2008 provocaron pérdidas por casi 10 mil millones de dólares a una isla ya abatida económicamente, Cuba no está para muchas fiestas.

Grandes banderas cubanas cuelgan de algunos edificios oficiales en La Habana; también algunas, aunque escasas, en viviendas particulares. Pero eso, y algunos carteles con un escueto “50” o proclamas revolucionarias son los únicos adornos que, en la capital, recuerdan que la isla está de cumpleaños redondo.

Lázaro espera encaramado a su bicitaxi algún cliente. “Esto era para estar con la familia en casa, pero estoy trabajando, aunque sea para poder comprar un pedacito de carne, hay pocos cubanos que la pueden pagar aquí”, sonríe con tristeza. ¿Celebrar el aniversario de la revolución? No para él, dice. “El problema es que con lo que nos paga el gobierno aquí no nos alcanza. Castro uno y Castro dos (Fidel y Raúl), imagínate, lo mismo”.

Haciendo un descanso en su trabajo como camareros en un bar de Centro Habana, Michel y Alberto dicen que tampoco pueden permitirse el lujo de hacer grandes celebraciones estos días. “El 50 aniversario es el triunfo de la revolución, pero en este país no es festivo, porque no hay recursos. Todo está caro cantidad, ¡no hay dinero!”, exclaman.

Con todo, el presidente Raúl Castro se mostró optimista de cara al futuro y aseguró que el socialismo “no ha sido ningún fracaso”, como quisiera “el enemigo”. “Estos 50 años son heroicos, tenemos que sentirnos orgullosos de todo lo que hemos vivido, tenemos que continuar porque el imperialismo está ahí”, sostuvo. Su hermano Fidel no se quedó atrás. “Felicito a nuestro pueblo heroico”, dijo, según publicó la prensa.

De varios rincones del planeta también llegaron las congratulaciones. El presidente chino Hu Jintao prometió que seguirá apoyando a la isla, de la que es el segundo socio comercial. Su par ruso, Dmitri Medvedev, habló de la revolución cubana como “un legendario ejemplo de la lucha por los altos ideales de la justicia social”.

En Latinoamérica, los gobiernos venezolano y boliviano también felicitaron al pueblo cubano. La cubana, dijo el presidente venezolano Hugo Chávez, “es la madre de todas las revoluciones”. “Por Cuba nosotros lloramos y peleamos y estamos dispuestos a morir”, subrayó.





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles