Weekly News

Suspenden diputados 1 de cada 6 reuniones

4 de enero de 2009.

Una de cada seis sesiones de trabajo de las comisiones de la Cámara de Diputados debe cancelarse por la inasistencia de los legisladores.

Y cuando sí se realizan las reuniones, los diputados trabajan en promedio sólo dos horas.

Así lo reconoce un reporte de la Conferencia para la Dirección y Programación de los Trabajadores Legislativos de la Cámara Baja, respecto a los dos primeros años de la Legislatura y los primeros seis meses del tercer año.

La Cámara de Diputados está inundada de comisiones y comités que no tienen ningún asunto turnado para trabajar, a pesar de contar con cuantiosos recursos para el pago de asistentes y asesores.

Hasta noviembre pasado se habían realizado 3 mil 89 sesiones de trabajo de las comisiones en el recinto legislativo de San Lázaro, como reuniones de mesas directivas, ordinarias y extraordinarias, de subcomisiones y comparecencias de servidores públicos. También se incluye a las sesiones por foros, diplomados, cursos, exposiciones y otro tipo de reuniones. El informe señala que se han cancelado 577 juntas.

De ellas, 201 correspondieron al primer año de la Legislatura, 279 al segundo año y 97 a un periodo de cuatro meses, entre agosto y noviembre de 2008.

El reporte, que fue a dado a conocer en un encuentro privado del presidente de la Mesa Directiva, el priista César Duarte, con presidentes de comisiones ordinarias, se reconoció que la inasistencia de los legisladores es una de las principales causas del rezago legislativo.

Al finalizar el periodo de sesiones, de 2 mil 167 iniciativas, sólo se habían aprobado 292, las desechadas suman 175 y las pendientes llegaban al número de las mil 700.

De 209 minutas del Senado, sólo se habían aprobado 70, desechado 25 y las pendientes sumaban 114. Respecto a los puntos de acuerdo, en los tres años de la legislatura se habían presentado un total de 2 mil 940, mil 158 se habían resuelto y mil 359 seguían en el rezago.

Además, el trabajo de las comisiones ha ido de más a menos, dado que en el segundo año de trabajo, en el primer semestre de 44 comisiones, 43 entregaron sus respectivos informes.

Sin embargo, en el segundo semestre sólo se habían recibido 33 informes de los 44 grupos de trabajo, cuando el plazo se venció en septiembre pasado. La presidenta de la Comisión de Derechos Humanos, la panista Omeheira López, dijo que la falta de quórum impide que puedan avanzar en el desahogo de las múltiples propuestas que existen en todas las comisiones ordinarias. El priista Carlos Chaurand, presidente de la Comisión de Reglamentos y Prácticas Parlamentarias, manifestó que en lo que va de la Legislatura hay diputados que jamás se habían presentado a alguna reunión de esta comisión.

De Convergencia, el diputado Elías Cárdenas planteó reducir las comisiones, crear subcomisiones en las mismas y disminuir el número de integrantes, a fin de generar mayor eficiencia. La conclusión en el encuentro privado fue que el sistema de comisiones ya no funciona, y que en lo que queda de la Legislatura podrían impulsarse reformas para modificar el sistema de trabajo.

Una de las propuestas más frecuentes fue imponer el descuento de dieta a los legisladores que no acudan a las comisiones, a fin de garantizar que haya el quórum necesario para trabajar.

Urgen a revisar ‘comisionitis’

Legisladores de distintos partidos urgieron a revisar el régimen de comisiones de la Cámara de Diputados, para evitar que existan áreas que, sin trabajar, gasten recursos públicos.

Después de que se diera a conocer el exceso comités y comisiones, diputados y senadores reconocieron que además de rendir cuentas, la Cámara Baja está obligada a eliminar las instancias que no contribuyan al trabajo de legislación. El diputado Juan Guerra, del PRD, consideró lamentable que haya instancias que no desempeñen su labor de legislar, aún cuando sí gastan recursos. El legislador también criticó que haya discrecionalidad en la contratación de los asesores de comisiones, apuntando que algunos grupos parlamentarios someten la asignación de plazas a procesos de concurso. Por otro lado, el panista Gerardo Aranda exigió que los órganos de Gobierno de la propia Cámara investiguen las comisiones y su gasto.

El senador Graco Ramírez mencionó que el exceso de comisiones obedece a la magnitud de la Cámara de Diputados, aunque se manifestó en contra de que no haya controles en el desempeño de algunos legisladores.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles