Weekly News

Ejército israelí divide a Gaza

5 de enero de 2009.

El Ejército israelí cortó ayer la Franja de Gaza en dos partes, Norte y Sur, imposibilitando el movimiento de hombres de Hamas de un lado a otro, complicando así más aún su organización. Las tropas continuaron ayer avanzando por tierra, con respaldo de helicópteros de combate desde el aire y matando, según se estima, a por lo menos tres decenas de hombres armados de Hamas.

También murió un soldado israelí alcanzado por un mortero disparado hacia las tropas. Otros 30 resultaron heridos, dos de ellos en grave estado.

En el noveno día del operativo militar israelí contra blancos de Hamas en la Franja de Gaza, el declarado objetivo de las tropas es tomar control de las zonas desde las que se dispara misiles hacia Israel y asestar un duro golpe a la organización extremista.

El número de víctimas de la operación “Plomo Fundido”, que inició el Ejército israelí el pasado día 27, es de cerca de 500 muertos y 2 mil 500 heridos.

La población palestina del Norte de la Franja de Gaza intentó encerrarse en sus casas, mientras el Ejército israelí avanzaba buscando hombres armados de Hamas, depósitos de misiles y municiones, amparados por helicópteros de combate que disparaban desde el aire hacia distintos puntos.

“Se oyen los estallidos por todos lados, tenemos miedo, es imposible dormir y estar tranquilos”, comentaba una habitante palestina de Gaza al canal 2 de la televisión israelí, sin que se vea su imagen sino sólo transmitiéndose su voz atemorizada. El ruido de los tiroteos y especialmente de las explosiones al hacer impacto un misil lanzado desde un helicóptero en un blanco elegido, son constantes.

Mientras tanto, también continuaron los disparos de misiles desde Gaza hacia la población civil del Sur de Israel. Aproximadamente 50 cohetes cayeron ayer en diferentes partes de dicha zona: Ashdod, Ashkelon, Sderot, Netivot y varias localidades agrícolas, causando serios daños en varias casas y dejando a dos personas heridas.

Hamas comunicó ayer que había secuestrado a dos efectivos israelíes, pero Israel lo desmintió oficialmente, afirmando que se trata de “una guerra psicológica”.

POCA RESISTENCIA

Las fuentes sostienen que la resistencia con la que las tropas israelíes se topan en el terreno es menor de la supuesta, aunque agregan que extremistas armados optan en muchos casos por alejarse hacia zonas más pobladas, “tierra adentro” en Gaza, para complicar la reacción de Israel.

En un caso, hombres armados fueron identificados dentro de una casa, las tropas entraron a buscarlos, pero ellos ya habían salido por un túnel subterráneo que habían cavado previamente para la eventualidad de una incursión israelí. Desde afuera, atacaron a las tropas que los buscaban dentro. En esa misma casa, fueron hallados cuatro lanzadores de cohetes listos para ser activados.

La canciller de Israel, Tzipi Livni, declaró ayer que “no estamos buscando una fórmula de salida de este operativo sólo para salir, ya que primero hay que alcanzar nuestros objetivos”. Según Livni, el objetivo central es poner fin al disparo de misiles hacia Israel, pero aclaró que además debe terminar el contrabando de armas a Hamas. Y el comandante en jefe del Ejército Gabi Ashkenazi, dijo a soldados antes de ir al frente que “hay que fortalecer la capacidad de disuasión de Israel”.

Por su parte, el vicepresidente de Estados Unidos, Dick Cheney, dijo que Israel no pidió la “autorización o aprobación” del Gobierno estadounidense antes de emprender la invasión terrestre de la Franja de Gaza este fin de semana.

‘Invasión era inevitable’

El primer ministro de Israel Ehud Olmert se dirigió ayer por televisión a la ciudadanía, asegurando que “este operativo es inevitable” y diciendo a los padres de los soldados en el frente: “Puedo mirarlos a todos ustedes a los ojos y asegurarles que el Gobierno estudió todo, hizo todo, antes de decidir salir a este operativo”.

Según Olmert. “el pueblo palestino no es nuestro enemigo y nuestros únicos blancos son los terroristas de Hamas”.

Pero en Ramallah consideran, según dijera la ex negociadora y diputada palestina Hanan Ashrawi, que “Israel no tiene voluntad de paz”.

El presidente Mahmoud Abbas exigió “que cese la agresión contra el pueblo palestino”.





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles