Weekly News

Recibe México el coletazo

5 de enero de 2009.

En los primeros días de octubre del presente año, el peso mexicano presentaba un precio de 10.90 pesos; sin embargo, en tan sólo cinco días las cotizaciones alcanzaron un valor de 13.0 pesos, es decir, registró un incremento de 2.10 pesos, equivalente a una depreciación de 19.27%.

EL 10 de octubre, el instituto central, tras las fuertes presiones alcistas que mostraba el peso, realizó su primera intervención en el mercado secundario, cuyo monto fue por 3 mil millones de dólares.

Adicionalmente, el Banxico emitió un comunicado; decía que en el supuesto de que el peso mexicano superara 2.0% de depreciación entonces automáticamente reactivaría la venta de dólares por 400 millones de dólares.

El Banco de México, para evitar una fuerte depreciación del peso mexicano, inyectó al mercado de divisas cerca de 15 mil millones de dólares, 18.0% del total de las reservas internacionales que en aquellos momentos se encontraban en 80 mil millones de dólares.

En relación con las tasas de interés domésticas, el Banco México , y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público presentaron una serie de acciones para dar liquidez y estabilidad al mercado financiero nacional, ante la crisis financiera mundial.

El lunes 27 de octubre de 2009 emitieron un comunicado conjunto; detallaron que el gobierno federal incrementará el financiamiento previsto en 2008 y 2009 con el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo hasta por un monto de 5 mil millones de dólares.

Por su parte, el banco central estableció un programa de subastas de intercambio de tasas de interés hasta por 50 mil millones de pesos, con la finalidad de reducir carteras de instrumentos de renta fija de largo plazo.

Guillermo Ortiz, hombre de experiencia

Guillermo Ortiz Martínez es actualmente el gobernador del Banco de México; fue secretario de Hacienda en el gobierno de Ernesto Zedillo, además de Secretario de Comunicaciones y Transportes.

Es licenciado en Economía por la UNAM, y tiene Maestría y Doctorado en Economía por la Universidad de Stanford. Ha ocupado diversos cargos dentro del sector público financiero, entre los cuales figura la Subsecretaría de Hacienda y Crédito Público; fue representante de México en el Fondo Monetario Internacional.

El gobernador del Banco de México fue uno de los primeros en reconocer que la actividad económica de México se encontraba en franca desaceleración, aunque nunca dijo que la economía ya estaba en recesión.

Guillermo Ortiz ha sabido conducir adecuadamente la política monetaria interna, pues cuando es necesario incrementar la tasa de interés doméstica para reducir las presiones inflaciorias lo ha hecho, no obstante las críticas recibidas por el Presidente de México, Felipe Calderón, y el secretario de Hacienda y Crédito Público, Agustín Carstens.

Además, el funcionario es un férreo crítico del sistema bancario y un firme promotor de las nuevas reglas de transparencia que entraron en vigor y que obligaron a los bancos a modificar sus contratos de adhesión, y a transparentar sus comisiones para que el usuario conozca el Costo Anual Total (CAT).

El gobernador del banco central ha hecho una serie de sugerencias a los bancos centrales de las naciones ricas, por ejemplo, que necesitan aprender de la crisis mexicana de 1995 y adoptar acciones más amplias y drásticas para restaurar la confianza en los mercados financieros.





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles