Weekly News

Quiere extrema derecha canonización de Abascal

5 de enero de 2009.

"El presidente de la Comisión para las Causas de los Santos, de la arquidiócesis de México, Gerardo Sánchez, se mostró sorprendido por la urgencia con que el grupo Provida, apoyado por organizaciones como los Caballeros de Colón y la Unión Nacional de Padres de Familia, solicitó que se inicien los trámites para la canonización del exsecretario de Gobernación.

De acuerdo con los promotores de la causa de canonización de Carlos Abascal Carranza, por haber "vivido plenamente su fe cristiana, sin abandonar sus principios y buscar siempre el bien común... Jamás renegó ni se avergonzó de Cristo..."

¡Santo súbito!"... "¡Santo súbito!"... es el clamor de muchos fieles católicos mexicanos, encabezados por el Comité Nacional Provida, que ya quieren ver en los altares al recién fallecido Carlos María Abascal Carranza, secretario del Trabajo y de Gobernación durante el sexenio foxista.

El martes 23, Provida solicitó al arzobispado de México que inicie el proceso de canonización del político panista, debido a que fue un varón virtuoso y congruente con su fe, por lo que merece estar en el panteón de los 30 santos mexicanos, entre ellos San Juan Diego y el mártir San Felipe de Jesús.

Jorge Serrano Limón, director de Provida y principal impulsor de la canonización, comenta entusiasmado:

"Don Carlos Abascal llevó una vida de santidad, de congruencia con su fe y muy frecuente en sacramentos. Merece estar en los altares. De ahí que le hayamos pedido al cardenal Norberto Rivera, arzobispo primado de México, la apertura de su proceso de canonización."

Aclara que si bien Abascal no fue mártir -ya que el martirio es una de las vías para aspirar a la santidad-, sí fue en cambio un hombre virtuoso:

"Nuestra solicitud va por el lado de sus virtudes, el otro camino para llegar a ser santo. En su vida familiar y en su desempeño como funcionario público, don Carlos jamás renegó ni se avergonzó de Cristo, como lo hacen muchos políticos mexicanos, que separan su vida de creyentes del ámbito público, en una incongruencia total.

"Es más, en las oficinas de Gobernación, don Carlos y sus funcionarios más cercanos solían rezar La oración del político, que él mismo adaptó. Siempre dijo: 'Soy católico y Cristo es la única respuesta a todos los problemas'. Fue un ejemplo cabal de lo que debe ser un político cristiano."





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles