Weekly News

Piden justicia familiares de mexicana muerta en Filipinas

7 de enero de 2009.

Amigas y amigos de Elisa Loyo Gutiérrez, quien fue encontrada muerta hace dos semanas en un hotel de Filipinas donde trabajaba como chef, saldrán a la calle para honrar su memoria, pues mañana jueves ella cumpliría 26 años de edad.

Piden la solidaridad de los jóvenes de México y el mundo a través de mensajes en Internet para demandar justicia, que se esclarezca el crimen y se castigue a los culpables, pues nadie tenía derecho a quitarle la vida. La dirección para enviarlos es [email protected]

Loyo Gutiérrez, saltillense de crianza, residía en Canadá con su madre donde se graduó en la especialidad de gastronomía y, por ser una de las mejores alumnas le ofrecieron empleo en el Hotel Fontana, en la localidad de Clark, provincia de Pampanga, cercana a la ciudad de Manila, Filipinas.

Apenas tenía menos de tres meses de haber llegado a ese lugar cuando reportó (a sus superiores) que había descubierto el robo de alimentos en la cocina y días después desapareció.

La última vez que habló con su mamá fue el 21 de diciembre pasado, cinco días duró desaparecida y el 26 personal del establecimiento encontró su cuerpo en un lugar del mismo hotel y se dijo que se había ahorcado.

Son varias versiones, la familia no cree ninguna porque ella era una muchacha alegre, feliz, con planes y proyectos.

Giovanna Flores Murguía, amiga de la infancia de Elisa organiza la marcha que mañana jueves partirá a las 18:00 horas de la alameda Zaragoza, recorrerá la calle Victoria y concluirá en la Plaza Nueva Tlaxcala, a espaldas de Palacio de Gobierno.

Agradece de antemano a las personas de todas las edades que se sumen a este homenaje vistan de blanco, lleven una flor, un globo o una vela blanca, para orar por el eterno descanso del alma de una muchacha íntegra, que por ser honesta y decir la verdad uno o algunos delincuentes cobardes la agredieron y la mataron.

LA TRAERÁN A SALTILLO

“Los resultados de la autopsia practicada al cuerpo de Elisa (Loyo Gutiérrez), confirmarán que mi sobrina fue asesinada”, afirmó Ariel Gutiérrez Cabello, tío de la joven mexicana, quien también tenía la nacionalidades canadiense, encontrada muerta el 26 de diciembre pasado en el hotel donde trabajaba como chef en Filipinas.

Del dictamen del forense, que se espera se de a conocer en las próximas horas, dependerá si se procede a repatriar el cuerpo de Elisa a Canadá, donde vive su madre para que se le oficie una misa y luego traerlo a Saltillo a fin de darle cristiana sepultura.

Si se comprueba que la mataron quizá la familia autorice la incineración, lo que facilitaría el traslado de sus cenizas en una urna.

Gutiérrez Cabello confía en que este artero crimen no quede en la impunidad y que pronto se autorice el traslado de los restos de su sobrina, porque la desesperación y la agonía que viven los deudos parece interminable.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles