Weekly News

Amenazan drogas la democracia en México: Casa Blanca

7 de enero de 2009.

WASHINGTON (AP) -La democracia en México está frente a la "amenaza potencial" del terrorismo y narcotráfico, dijo el miércoles un alto funcionario de la Casa Blanca, y sugirió al presidente Felipe Calderón que vea en la experiencia de Colombia que es posible triunfar contra la violencia.

Stephen Hadley, asesor de seguridad nacional del presidente George W. Bush, afirmó que ante la situación en México, Estados Unidos reafirmaba su voluntad de dar a sus autoridades "todos los recursos para enfrentar más eficazmente el problema".

"Pero las autoridades mexicanas tienen también que decidirse por ciertas opciones, (entre) si éste es un problema momentáneo o si debe ser enfrentado con un modelo de acción legal de largo plazo", dijo Hadley hablando en una conferencia en el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales (CSIS), un grupo de análisis de Washington.

En un resumen de lo que ha sido la política exterior del presidente George W. Bush y sus resultados en ocho años de gestión, Hadley había mencionado marginalmente a México como solamente destino de la Iniciativa Mérida, un paquete de 1.300 millones de dólares en ayuda compartida con Centroamérica contra la violencia del narcotráfico y delincuencia común.

Pero cuando fue preguntado específicamente sobre el futuro del país luego de los discretos resultados de la política de Calderón de movilizar 36.000 soldados para ayudar a los cuerpos policiales a controlar la seguridad pública, Hadley tomó la ocasión para decir "algo más" de México.

Indicó que México ha sido "un reto" no sólo para Bush sino que lo será para el nuevo gobierno que el ahora presidente electo Barack Obama encabezará a partir del 20 de enero, pero aclaró que gracias al trabajo de Bush su reemplazante encontrará "un buen marco de acción".

Dijo que en los diálogos que ha sostenido con las autoridades mexicanas éstas han dejado entrever que "se sienten bajo una gran amenaza"

"La forma parvcial de decirlo es que hay un problema de terrorismo y un problema de narcotráfico (en México)", agregó. "Yo creo que la mejor forma de verlo es que hay una amenaza potencial para el futuro de un México democrático".

Indicó que Calderón estaba frente "a un tipo de amenaza que se parece mucho" a la que encaró el presidente Alvaro Uribe en Colombia, país que Estados Unidos ha estado apoyando a través del Plan Colombia con más de 5.000 millones de dólares en lo que va de la década para combatir la violencia combinada de grupos rebeldes armados y narcotraficantes.

El mensaje de lo hecho por Uribe en Colombia es que "esto puede lograrse", comentó.

"Las sociedades democráticas no necesitan rendirse ante el narcoterrorismo", dijo. "Es una larga lucha, requiere de compromiso, de ayuda, pero la lección de Colombia es que este combate puede ser ganado y necesitamos ayudar a México a ganar esta batalla también".

Según Hadley, la Iniciativa Mérida, delineada por Bush y Calderón, tiene una larga lista de cooperación en entrenamiento, equipos y "otras cosas que podemos proveer para dar a las autoridades más efectividad en el manejo de este problema".

Recordó que la participación de las fuerzas armadas en la campaña ha sido "un tema difícil para la sociedad mexicana" y que la decisión de Calderón de movilizarlas "supongo que puede dar resultado".

"Yo creo que la cuestión real para las autoridades mexicanas y sus políticos es que si el nivel del esfuerzo en el compromiso que están haciendo es proporcional a la amenaza que el problema representa para el futuro de ese gobierno", dijo. "Entonces, la pregunta para nosotros es ¿estamos haciendo todo lo que podemos para darles más capacidad de ser efectivas?"

"Eso de por sí es un tema difícil para México. Dada la historia entre Estados Unidos y México, yo pienso que han tenido bastante coraje, y en un indicio de la seriedad con que están enfrentando el problema han mostrado voluntad de considerar este tipo de cooperación de Estados Unidos que, algunos años atrás, era impensable".

Mencionó que Bush terminaba su gobierno "muy impresionado del presidente Calderón".

"Pensamos que (Calderón) tiene el derecho en su favor, tiene obviamente el reto de movilizar su sociedad para comprometerse a enfrentar este problema y nosotros intentamos hacer lo que sea necesario para ayudarlo porque el problema al sur de la frontera, si no lo enfrentamos, se haría más severo al norte de la frontera, o sea Estados Unidos".



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles