Weekly News

Afecta corte de gas ruso a doce países

8 de enero de 2009.

La “pesadilla” que vivieron ayer al menos, una docena de países europeos dejó a varios de miles de búlgaros, bosnios y serbios sin calefacción en sus hogares, las escuelas cerraron sus puertas y algunas capitales se interrogaron en voz alta si se habían convertidos en rehenes de Moscú.

La “pesadilla” se inició a las 07:44 horas (local), cuando Moscú ordenó cerrar el grifo que hacía posible el envío de varios millones de metros cúbicos diarios de gas a Europa, a través de cuatro gaseoductos que cruzan el territorio ucraniano.

La medida, destinada a impedir que Ucrania siga consumiendo gas ruso sin pagar la factura, despertó la alarma en Bruselas, volvió a provocar temor entre la población germana que tiene miedo de quedarse sin calefacción en sus hogares, paralizó la producción de la planta de Susuky en Hungría y condenó a la ciudad serbia de Novi Sad (200 mil personas) a pasar frío en el interior de sus viviendas, que dependen del gas ruso.

Los expertos búlgaros temen que las consecuencias puedan ser dramáticas para los 7.5 millones de habitantes del país más pobre de la Unión Europea (UE), que dependen en un 100% de los suministros de gas ruso.

La Unión Europea dijo que ambas partes deberían permitir una misión de supervisión para ver cuánto gas entra en Ucrania desde Rusia.

Las dos partes se reunirán hoy en Bruselas y la Unión Europea dijo que parecen avenirse a la idea de aceptar supervisores.

Tiene Rumania reserva para 100 días

El ministro rumano de Economía, Adriean Videanu, declaró ayer el estado de emergencia en Rumania, tras cortarse por completo el suministro del gas ruso en Ucrania, y afirmó que el país tiene recursos suficientes de este combustible para 100 días más.

Videanu justificó este paso con la necesidad de que las autoridades y las compañías de energía estatales puedan garantizar el consumo y funcionamiento del sistema de transportes, y permitir la compra oficial urgente de fuentes alternativas de energía.

La población rumana no se verá afectada por el corte de gas ruso y, pasados los cien días de reservas que tiene el país, se habrá salido del invierno, dijo ayer Francisc Toth, director de la empresa rumana de gas Romgaz, tras precisar que los principales afectados serán los grandes consumidores industriales.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles