Weekly News

Economía mexicana no crecería en el 2009: Carstens

8 de enero de 2009.

La economía de México no crecería este año como consecuencia de la recesión en Estados Unidos, el principal socio comercial del país latinoamericano, dijo el jueves el secretario de Hacienda, Agustín Carstens.

La nueva estimación representa un desplome frente a la expansión del 1.8 por ciento esperada antes por la Secretaría de Hacienda.

"Nuestro pronóstico central es que nos quedemos en cero", dijo Carstens a la emisora Radio Red. "Estamos enfrentando presiones muy fuertes a la baja en la actividad económica", agregó.

Carstens dijo que incluso existe el riesgo de que la economía mexicana se contraiga este año, porque aún no está clara la profundidad ni la duración de la recesión en Estados Unidos, que vive su peor crisis económica desde 1929.

México sufre desplomes en sus mayores fuentes de divisas: los ingresos por exportaciones petroleras cayeron al ritmo del precio del crudo y bajaron las ventas de manufacturas, que en su mayoría exporta a Estados Unidos.

También han caído las remesas que envían a casa los inmigrantes mexicanos en Estados Unidos e incluso algunos de ellos están regresando al país, lo que podría presionar más a la ya elevada tasa de desempleo.

Casi al mismo tiempo de las declaraciones de Carstens, el subsecretario de Hacienda Alejandro Werner dijo a otra emisora radial que la economía crecería menos del 1 por ciento este año.

"Es probable que el crecimiento durante el 2009 sea menor al 1 por ciento", dijo Werner en una entrevista con Radio Fórmula.

La Oficina de Presupuesto del Congreso de Estados Unidos (CBO, por sus siglas en inglés) dijo el miércoles que la economía estadounidense se contraería un 2.2 por ciento en el 2009 antes de volver a crecer en el 2010 un 1.5 por ciento.

Para tratar de suavizar el impacto de la recesión estadounidense en los bolsillos de los mexicanos, el presidente Felipe Calderón anunció el miércoles una serie de medidas, entre ellas, el congelamiento de los precios de la gasolina y un recorte en los precios del gas y la electricidad.

Algunas de estas medidas ayudarían a poner paños fríos sobre la inflación, que está en niveles récord en ocho años, y podrían llevar al banco central a comenzar a bajar las tasas de interés para impulsar a la economía local.

La inflación de México medida a tasa anual cerró el 2008 en un 6.53 por ciento, superando la meta del banco central del 3.0 por ciento +/- un punto porcentual.





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles