Weekly News

Demócratas en el Senado aceptan a sustituto de Obama

13 de enero de 2009.

Él es ahora el senador designado por Illinois y, como tal, tendrá todos los derechos y privilegios de un senador electo”, dijeron los senadores Harry Reid, líder de la mayoría demócrata, y Dick Durbin en un comunicado conjunto.

Ambos esperan que Burris, ex secretario de Justicia de Illinois, sea juramentado y reciba su escaño esta semana, por encima de las objeciones planteadas por los republicanos. El anuncio fue hecho después que los abogados de la Cámara Alta determinaron que los papeles de Burris cumplen con los requisitos para que pueda asumir la curul y de que la secretaría del Senado determinó que los trámites satisfacen los requisitos de esa instancia legislativa.

En una rueda de prensa en Chicago, Burris dijo que el escrutinio inicial sobre su designación estuvo motivado por la intención de hacer lo mejor para la Cámara Alta.

Burris dijo que se sentía “humildemente honrado” por ser el nuevo senador de Illinois y que agradecía la oportunidad de servir.

El anuncio es un fuerte revés para los demócratas de la Cámara Alta. En un principio se opusieron ante el sorpresivo nombramiento de Burris efectuado por el gobernador Rod Blagojevich -acusado de intentar canjear la banca en el Senado por favores personales-, en medio de temores de que cualquier nombramiento tendría encima sombras de posible corrupción.

Aunque Burris no está acusado de ilícito alguno, los demócratas en el Senado lo rechazaron la semana pasada, pero pronto empezaron a cambiar de parecer luego que Obama intervino discretamente y también de que algunos senadores sintieron temor de que la situación estuviera distrayendo al Senado en un momento crucial.

Las tareas pendientes incluyen la audiencias de confirmación del Gabinete de Obama, la negociación de la segunda parte del paquete de rescate financiero por 700 mil millones de dólares y el estudio del también enorme plan de gasto del nuevo Gobierno para sacar lo más posible a la economía estadounidense de la recesión.



¿Cómo se mudará Obama a la

Casa Blanca?

Cuando el presidente electo de Estados Unidos, Barack Obama, se mude a la casa Blanca, los gastos derivados de la transportación de los muebles y demás pertenencias de la familia correrán por su cuenta.

Este proceso, informa el sitio Web soitu.es, es supervisado por el Servicio Secreto, proceso que ocurre aproximadamente una semana antes de la toma de posesión, cuando los vehículos de mudanza son escoltados hasta la llegada al almacén en Maryland.

El día de la mudanza, el jefe de servicio de la Casa Blanca, da a los empleados planos y fotos de la residencia para indicarles qué lugar ocuparán cada uno de los objetos. La primera vez que Obama visitó la Casa Blanca como el presidente electo de Estados Unidos discutió con el jefe de servicios estos datos de decoración y ubicación.



El 20 de enero la mudanza durará seis horas, empezando a las 10:30 de la mañana cuando Obama y su esposa tomen el tradicional té con el presidente en turno y su esposa, para después dirigirse al Capitolio. Cuando las familias partan, 93 empleados se encargarán de convertir a la Casa Blanca en el nuevo hogar de la familia Obama y de sacar las pertenecias de George W. Bush que serán transportadas en aviones militares hacia la nueva residencia de los Bush.

¿Y quién paga todo esto? según soitu.es, el Congreso elabora un presupuesto anual de residencia, que recibe unos pocos fondos extra cada cuatro años para cubrir los costos de mudanza, tales como equipamiento para empacar y las horas extra para los miembros de la plantilla. La familia presidencial también recibe fondos de redecoración.





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles