Weekly News

Resistiremos hasta que Israel sucumba: Hamas

13 de enero de 2009.

El máximo dirigente de Hamas, Jaled Meshal, exiliado en Damasco, afirmó que “la resistencia continuará hasta que Israel sucumba y levante el cerco sobre el pueblo palestino de Gaza”.

“Aliviaos porque la resistencia se mantiene en la arena política y sobre el terreno, y no se romperá ante la agresión, así como nuestra gente no se romperá a pesar de las heridas profundas, su dolor profundo, masacres, demolición, castigo colectivo y asesinatos masivos”, dijo Meshal.

El secretario general de la oficina política del grupo islamista palestino hizo estas declaraciones en una reunión con miembros de sindicatos árabes en Damasco.

A esa cita, también acudieron los secretarios generales de las facciones Frente Popular para la Liberación de Palestina-Comando General, Ahmad Yibril, y Yihad Islámica, Ramadán Abdalá Shalah.

Asimismo, Meshal instó a los árabes a que continúen manifestándose en las calles hasta que acabe el ataque a Gaza, las tropas israelíes se retiren de la franja y se abran los pasos fronterizos del territorio palestino.

Estaba previsto que una delegación de Hamas llegara anoche a Egipto para proseguir con los contactos con las autoridades egipcias para poner fin a las hostilidades en Gaza.

El representante de Hamas en Líbano, Usama Hamdan, ha anunciado que el grupo dará su respuesta definitiva a la iniciativa egipcia de paz, sobre la que ha seguido negociando a pesar de que la rechazó el jueves pasado.

Egipto ha presentado un plan para dar una solución a la crisis en Gaza que contempla una tregua entre Israel y las facciones palestinas por un periodo limitado y la apertura de los puestos fronterizos, además de la celebración de una reunión urgente entre ambas partes y el relanzamiento del diálogo interpalestino.

El Estado israelí inició una ofensiva militar en la Franja de Gaza el pasado 27 de diciembre, que deja ya más de novecientos muertos y 4 mil 100 heridos, según el último saldo de víctimas palestinas dado a conocer ayer por la oficina de prensa de Hamas, que controla la franja.

Por la parte israelí, 15 personas -10 de ellos soldados- han muerto desde el comienzo de la operación.

OTRO FRENTE

Por otro lado, un grupo llamado Resistencia Árabe Islámica ha reivindicado el lanzamiento de cohetes que se produjo desde el Sur del Líbano a Israel hace cuatro días, informó ayer el diario libanés “Daily Star”.

La nueva organización, que dice disponer de tres mil militantes y poseer armas sofisticadas para combatir a Israel, es una rama del Consejo Árabe Islámico, rival del grupo shii Jezbolá, y está presidido por Mohamad Ali al Huseini, según el periódico.

El rotativo señaló que Al Huseini ha advertido en un comunicado que sus combatientes “no permanecerán con los brazos cruzados”, si Israel continúa su ofensiva militar contra el grupo palestino Hamas en la Franja de Gaza, y que su paciencia se ha agotado.

Según Al Huseini, los cohetes enviados la semana pasada fueron un “mensaje claro” a Israel para que cese su ofensiva en Gaza.

“Los próximos cohetes que dispararemos matarán”, advirtió.

Fuentes de seguridad, consultadas por el “Daily Star”, dudan de que el grupo constituya una amenaza y apuntaron que su creación está más relacionada con las próximas elecciones legislativas en el Líbano, previstas para el próximo 7 de junio, que con la situación en Gaza.

Las fuentes agregaron que la nueva organización trata de “fortalecerse entre el pueblo suní, en especial en las áreas donde pueden ejercer alguna influencia tales como Trípoli, Sidón y en zonas de Beirut”.

Condenan violación de derechos humanos

El Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas condenó ayer la ofensiva militar de Israel en Gaza, al aprobar una resolución que incluye el envío de una misión de observadores que investigue abusos israelíes contra los palestinos.

El consejo de 47 miembros aprobó una resolución, con 33 votos a favor y uno en contra, mediante la cual señala que la ofensiva israelí ha causado “cuantiosas violaciones de los derechos humanos del pueblo palestino y la destrucción sistemática de la infraestructura palestina”.

Trece miembros se abstuvieron, en su mayoría europeos, quienes alegaron que el texto de la resolución fue parcial. Canadá fue el único país que votó en contra.

Antes de la votación, el embajador palestino Ibrahim Khraishi dijo que su pueblo era objeto de “un acto barbárico de agresión” y exhortó al consejo con sede en Ginebra a que condene lo que calificó de “la Ley de la jungla”.

Sin embargo, el embajador de Israel en Ginebra, Aharon Leshno-Yaar, desestimó la votación como irrelevante, alegando que la resolución no iba a dar alivio substancial a los palestinos y no reflejaba la realidad de Gaza.

Israel, al igual que Estados Unidos, no es miembro del consejo y no puede votar.

Se abstuvieron de participar en la votación: Japón, Suiza, Camerún, Bosnia-Herzegovina, Corea del Sur, Ucrania, Eslovaquia, Eslovenia, Francia, Alemania, Italia, Gran Bretaña y Holanda.







Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles