Weekly News

Propone Calderón a Obama cambiar cruce ferroviario a Santa Teresa

14 de enero de 2009.

El presidente Felipe Calderón Hinojosa en la reunión sostenida con el presidente electo de los Estados Unidos Barack Obama pidió liberar el permiso federal para poder iniciar la construcción del cruce ferroviario en la frontera entre Chihuahua y Nuevo México.

De acuerdo con el Programa Nacional de Infraestructura del Gobierno Federal mexicano, prevé que con la liberación de las vías férreas se pueda crear una vía entre la frontera de San Jerónimo-Santa Teresa y el sur de Ciudad Juárez, teniendo un costo de aproximadamente, 120 millones de dólares.

En una entrevista durante el vuelo de regreso a México Felipe Calderón mencionó que le planteó a Obama la existencia del proyecto ferroviario que hay entre Chihuahua y Nuevo México, el cual sólo requiere del permiso presidencial norteamericano.

“Le ejemplifiqué que la última autorización para un cruce ferroviario entre México y Estados Unidos se dio en 1910. Tenemos que avanzar mucho en ello. Estuvo muy interesado, le di una lista, incluso, de cruces que requieren esa autorización”, dijo.

El mandatario mexicano le indicó a Obama que al igual que el proyecto del libramiento ferroviario en Chihuahua y Nuevo México hay muchos que ya están listos en la frontera que ni siquiera requieren inversión pública del gobierno de Estados Unidos o del de México porque hay inversionistas dispuestos a construirlos.

Enumeró que entre los planes que existen en la frontera se encuentran la construcción de puentes, aduanas y vías del tren para agilizar el comercio, generar empleos y actividad económica entre los dos países.

“(Le dije) que sólo faltaba el permiso federal de Estados Unidos, concretamente del presidente, para abrir esos pasos”, reiteró.

De acuerdo con la versión estenográfica de la entrevista, Calderón habló con Obama de este tema para exponerle que en la frontera entre México y Estados Unidos hay una “gran oportunidad” para generar “mucha actividad económica”.

“Yo le dije que en la frontera había una gran oportunidad, que podíamos tener una mucho mejor frontera, mucho más abierta a bienes y servicios y a personas, y mucho más cerrada al crimen, a las drogas, al lavado de dinero y a las armas, que eso requería de tecnología e infraestructura”, destacó Calderón.

Obtener el permiso del presidente de Estados Unidos para construir el cruce ferroviario fue la prioridad que se acordó en una reunión que sostuvieron en septiembre del año pasado el secretario mexicano de Comunicaciones y Transportes, Luis Téllez, y los gobernadores de Chihuahua y Nuevo México.

En ese encuentro que se realizó en el Club Campestre de Santa Teresa, Nuevo México también participaron los alcaldes de El Paso y de Ciudad Juárez, así como los representantes de las compañías ferroviarias involucradas: Burlington Northern Santa Fe, Union Pacific y la mexicana Ferromex.

Según se informó en la conferencia de prensa que se ofreció después de la reunión, todos estuvieron de acuerdo en agilizar los trámites para obtener el permiso presidencial y en gestionar recursos para los estudios de factibilidad.

De acuerdo con los antecedentes de esta negociación, uno de los obstáculos para el avance del libramiento ha sido la dificultad de empatar los intereses de las compañías ferroviarias, especialmente los de Burlington Northern Santa Fe (BNSF).

El problema de esta empresa es que procede del norte de EU y sólo tiene patios de maniobra en El Paso “desde donde traslada los vagones que sobre el Río Bravo entrega a Ferromex” por lo que no tiene manera de llegar hasta Santa Teresa, Nuevo México.

Por tanto, y de manera paralela a las gestiones del libramiento, BNSF ha mantenido su propuesta de impulsar lo que denomina una solución de “corto plazo”, que es la construcción de pasos a desnivel en el centro de Juárez para que el tráfico ferroviario no interrumpa el tránsito de este a oeste en esta ciudad.

Para los gobiernos de Juárez y de Chihuahua, sin embargo, los pasos a desnivel no son viables ya que el libramiento es la única solución definitiva para descongestionar el tráfico ferroviario y para eventualmente sacarlo de Ciudad Juárez, por lo que gastar en otros proyectos sería inútil.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles