Weekly News

La opinión de:
Edna Lorena Fuerte
Una nueva visión para Chihuahua

15 de enero de 2009.

La negativa que el Instituto Estatal Electoral ha dado a la solicitud de registro que un grupo de ciudadanos hicimos...

Bajo esta denominación para ser registrados como Agrupación Política Estatal sienta un precedente sumamente negativo para la vida democrática de nuestro estado, no sólo por el hecho en sí de cerrarle el paso a una nueva opción ante un desgastado panorama de representación, sino por las formas en que lo ha hecho.

Más allá de los detalles y consideraciones que competen a las instancias pertinentes, es fundamental que el descontento que, quienes integramos esta organización, hemos manifestado tenga un sustento respecto a las circunstancias que lo han generado, y el sentido de las implicaciones que esto tiene para los procesos político-electorales venideros; sin embargo, eso es algo que seguirá su curso institucional, y que sin duda será abordado con la oportunidad y atención que han puesto nuestros medios de comunicación en este tema.

Por ahora, me es imprescindible comentar en este espacio algunas cuestiones que no hemos tenido la oportunidad de señalar con profundidad en otros espacios, bajo la perspectiva de su pertinencia en el panorama político de nuestro estado, y su importancia en la evolución de nuestro sistema democrático. Existe un sentido fundamental en la inclusión de diversas formas de participación ciudadana en nuestro actual sistema político electora, directamente relacionadas con las necesidades de representación y orientación que definen a cualquier sistema democrático.

Bajo esta perspectiva, Proyecto Chihuahua nace con la necesidad de oxigenar el panorama político chihuahuense, abrir una opción más de participación, bajo un esquema de nuevas consideraciones, ante las exigencias ciudadanas que privan en la actualidad, la preocupación de todos los que integramos esta organización está en el sentido de abrir un camino de vanguardia que abra posibilidades, no desde la complacencia y la opacidad, sino desde la transparencia, la participación y la inclusión.

Proyecto Chihuahua nace de la gestación de ideas e ideales que convergen con las necesidades democráticas, no sólo desde la representación de nuestro sistema electoral, sino considerando sustancial para el desarrollo la convivencia cotidiana de los ciudadanos, las instituciones, las fuerzas políticas y la sociedad civil organizada, de modo que la política se debe de construir en el día a día de la sociedad, y no sólo en los periodos electorales y las rectas informativas de los gobiernos.

Es así que nuestras propuestas van al engrandecimiento del debate y la contienda, a las consideraciones más profundas de las necesidades de la sociedad, y a la concreción de hechos básicos que permitan ofrecer a los chihuahuenses nuevas formas de acción en su entorno. La autenticidad de las propuestas debe, necesariamente, de sustentarse en mecanismos que comprueben su apego a la realidad, de modo que las propuestas políticas no se queden en un margen ajeno a la dinámica continua, sino que se integren a ella. Bajo estas consideraciones hemos manifestado nuestra propuesta fundamental de que aumente el porcentaje de participación electoral de los partidos políticos para que estos puedan mantener su registro, hasta el 5%, de forma que se dé plena fe de su importancia y el valor de su presencia.

La apertura del sistema político a una mayor conexión con la ciudadanía, a través de sistemas dinámicos de representación que hagan de las fuerzas políticas verdaderos puentes entre la ciudadanía y los gobiernos, es una base fundamental de la representación. Una de las mayores carencias de nuestro sistema es, actualmente, la identificación de los ciudadanos con algún partido o candidato, lo que ha fomentado en mucho los niveles de abstencionismo, esto contrasta extrañamente con la aceptación y reconocimiento a los procesos electorales, de modo que el problema no está en los sistemas de elección, sino en las mismas propuestas que están a debate.

Si los ciudadanos no tienen opciones de elección viables, valoradas y empáticas con ellos, no encontrarán un sentido en su participación, y para que se logren ese tipo de opciones se tiene que realizar un trabajo continuo, a nivel básico, con los ciudadanos y su cotidianidad para que podamos ofrecer respuestas viables y tangibles a su situación. La tarea del IEE, además de ser el árbitro de nuestra democracia en el estado, también es su promotor y como tal, tiene que encontrar la manera de abrir estas vías de conexión.

Proyecto Chihuahua busca, precisamente, establecer estos sistemas de representación desde su propio sistema de organización, y la estrecha relación que existe entre todos los que integramos esta organización es, precisamente, parte de ello. La razón que nos motiva es, sustancialmente, innovar pero en la consideración de los valores que han hecho evolucionar nuestra democracia, no se trata de descartar sino de engrandecer, la visión de nuestras propuestas es, básicamente, buscar medidas que vitaminen el torrente de nuestra vida pública. Estamos por la democracia, sus valores fundamentales que descansan en la institucionalidad, la transparencia, la rendición de cuentas, el diálogo y la representación; estamos por un sistema democrático que se viva todos los días y no se mida con votos, sino con el bienestar de todos.

Soy Edna Lorena Fuerte y mi correo es [email protected] para sus comentarios, muchas gracias.

Enero 14, 2009

Link Video Proyecto Chihuahua:

http://mx.youtube.com/watch?v=SF3jI8gxgP4



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles