Weekly News

Avión acuatiza sobre río Hudson

16 de enero de 2009.

Un avión de la aerolínea US Airways con 150 pasajeros y cinco tripulantes a bordo cayó ayer sobre las heladas aguas del río Hudson, menos de cinco minutos después de haber despegado del aeropuerto La Guardia. Una vocera de la Administración Federal de Aviación (FAA, por sus siglas en inglés) dijo que todos fueron rescatados con vida.

Momentos después de que el avión, un Airbus A320 con destino a Charlotte, Carolina del Norte, se estrelló en el río, grupos de rescate rodearon el aparato y salvaron a los pasajeros, dos pilotos y tres azafatas.

“Parece que el piloto hizo un trabajo magnífico al lograr aterrizar en el río y asegurarse de que todos salieran a salvo”, dijo el alcalde Michael R. Bloomberg, en conferencia de prensa. “Conversé con el piloto, recorrió el avión y se aseguró de que todos hubieran salido”.

Algunos pasajeros fueron trasladados a hospitales en Nueva York y Nueva Jersey, y varios más fueron atendidos por hipotermia y fracturas. El desplome del avión se produjo en uno de los días más fríos del año en la ciudad de Nueva York, y el agua estaba aproximadamente a -4 grados bajo cero.

Laura J. Brown, vocera de la FAA, dijo que algunos pájaros pudieron haberse estrellado contra los motores de la nave, aunque fabricantes de aviones señalaron que ese tipo de casos son más bien raros. Los dos motores del avión fueron fabricados por CFM International, una empresa operada por General Electric y Snecma, una compañía con sede en Francia. Una vocera de CFM dijo desconocer cuándo fueron fabricados los motores del aparato o si estuvieron involucrados en incidentes previos.

Los pasajeros, en tanto, describieron los tres minutos aterradores que pasaron entre el despegue y la caída al río, y luego cómo salieron del aparato, parcialmente sumergido.

Jeff Kolodjay, 31, viajaba con su padre y su hermano y estaba sentado del lado del ala izquierda. De repente, escuchó estallar el motor izquierdo. “Simplemente estalló y salieron llamas. Empezó a oler mucho como a gasolina. El piloto entonces nos dijo: ‘Prepárense para un impacto fuerte’. Todos empezaron a rezar. Tengo que darle el crédito al piloto, el aterrizaje fue increíble”.

“Ha sido un milagro. Se ha evitado un accidente que potencialmente podría haber sido muy trágico”, indicó el gobernador de Nueva York, David Paterson.

Incluso el presidente George W. Bush se refirió al tema, y alabó tanto la pericia del piloto, capitán CB “Sully” Sullenburger, como el heroísmo de la tripulación.

El senador neoyorquino Chuck Schumer dijo que Sullenburger se merece “la medalla del Congreso al Honor”.

Aunque el accidente trajo ecos de los atentados de septiembre de 2001, las autoridades descartaron que el incidente de ayer haya sido un ataque terrorista. (Con información de Agencias)





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles