Weekly News

Se apagaron las turbinas del avión que cayó en NY.

19 de enero de 2009.

La grabadora de datos de vuelo mostró que se apagaron simultáneamente los dos motores del avión de US Airways que terminó acuatizando de emergencia en el río Hudson, informaron ayer investigadores federales.

La “caja negra” mostró además que la aeronave alcanzó una altura máxima de 975 metros antes de que dejaran de funcionar ambas turbinas.

Kitty Higgins, de la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte (NTSB en inglés), dijo también que los trozos de hielo en el río están obstaculizando la búsqueda de la turbina desaparecida. Se cree que ésta se desprendió de la aeronave durante el acuatizaje, el jueves por la tarde.

El avión dañado fue sacado del río el sábado por la noche, y se le colocó en una barcaza. Los investigadores buscaban llevar la embarcación con la aeronave a una instalación en Nueva Jersey, anoche.

Además, las cuadrillas de trabajadores buscaban extraer el combustible de la turbina que permaneció unida al avión. Tras completar esa tarea, la barcaza seguió navegando hacia su destino.

“El retiro de combustible es una tarea sumamente complicada y que no está exenta de riesgos”, añadió Higgins.

Más temprano, las dos “cajas negras” del vuelo 1549 de US Airways fueron enviadas a Washington, para ser analizadas a fin de determinar las causas por las que se apagaron las turbinas de la aeronave, obligando al piloto a acuatizar en el río Hudson.

El sábado por la noche, equipos de rescate sacaron lentamente el avión de las aguas gélidas del Hudson. Fue posible ver los daños en la panza de la aeronave, de la que se desprendieron trozos de metal mientras se le colocaba en la barcaza.

Un grupo de hombres-rana debía recuperar aún la turbina izquierda del avión, misma que quedó sumergida en otro lugar. Al menos, las cuadrillas tuvieron una idea de dónde buscar ese motor.

Un equipo de sonar identificó un objeto justo debajo de la zona del acuatizaje, de acuerdo con la NTSB.

El sábado, durante su primera entrevista con los investigadores, el capitán del avión Chesley B. “Sully” Sullenberger dijo que tuvo muy poco tiempo para decidir cómo maniobrar el avión que había perdido la potencia en los motores el jueves por la tarde, luego de chocar con una bandada de gansos.



La NTSB informó que los datos del radar confirmaron que la trayectoria del avión se entrecruzó con la de un grupo de “blancos primarios”, casi seguramente aves, tras el despegue, encima del barrio del Bronx. Esos “blancos” no aparecieron en la pantalla del radar del controlador del tráfico aéreo que aprobó el despegue, dijo más temprano Higgins.

REsCATE

A las cuadrillas de rescate les llevó unas cuantas horas sacar del río el avión, que al quedar lleno de agua tenía un peso cercano al medio millón de kilogramos. Sin embargo, la espera antes de subir la aeronave fue más larga.

Los trabajadores debieron rodear con cinco bandas gigantescas el avión, haciendo pasar los extremos por hoyos que taladraron en las alas.

Las condiciones eran difíciles para los trabajadores, con temperaturas de 14 grados centígrados bajo cero. Grandes trozos de hielo se formaron alrededor del avión cerca del mediodía. Los buzos que se sumergieron en el río fueron rociados con agua caliente durante los descansos en una de las márgenes.

Un tobogán de emergencia aún estaba unido al avión y, cerca, una puerta de la cabina permanecía abierta con parte del equipaje que aún era visible.

Un largo tajo se extendía desde la base del avión hacia las ventanas. En algunas partes, el fuselaje del avión simplemente había desaparecido.

Muestran videos momento de acuatizaje

Dos videos muestran el momento en que acuatiza el Airbus que se accidentó el pasado jueves con 155 ocupantes.

En los materiales se puede apreciar desde dos ángulos el momento en que el piloto, Chesley Sullenberger de 57 años, con gran pericia logra descender el aparato sobre el río Hudson salvando así a todos los pasajeros y tripulación.



En una primera toma que dio a conocer la cadena estadounidense CNN, se puede apreciar de derecha a izquierda el trayecto del avión desde un sitio que parece un embarcadero del río.

Posteriormente se pueden ver dos acercamientos de la misma toma y un cambio de cámara cuando el avión pasa de largo frente al muelle.

En un segundo video, que tiene una duración de 10 minutos, se puede apreciar la toma de una cámara desde un edificio en Manhattan, desde donde a lo lejos y lentamente se ve caer el aparato y un acercamiento en el momento en que los pasajeros y tripulación salen del mismo para recibir ayuda.





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles