Weekly News

Van Acereros de Pittsburgh por el Super Tazón.

19 de enero de 2009.

Acereros de Pittsburgh se ganó su séptimo viaje al Super Tazón, al imponerse anoche por 23-14 a Cuervos de Baltimore, que se negó a adoptar el papel de víctima y ofreció una resistencia casi heroica, en el Heinz Field de esta ciudad.

Aunque el marcador no lo refleja, los locales dominaron todas las estadísticas, al ganar 275 yardas netas, 223 de ellas por aire y 52 por tierra, con lo que se ganaron el derecho a enfrentar a los sorprendentes Cardenales de Arizona, en el Super Tazón XLIII, el primero de febrero próximo en el Estadio Raymond James de Tampa, Florida.

Ante su público y para evitar otra sorpresa en los juegos de conferencia de la NFL, Pittsburgh no quiso perder el tiempo y apenas en la cuarta jugada del encuentro fue con todo en busca del estelar receptor Hines Ward, con quien completó un pase de 45 yardas que los dejó en la 23 de Baltimore.

Sin embargo, la defensiva visitante tampoco estaba dispuesta a rendirse con tanta facilidad y resistió el embate “metalero” para permitir sólo tres puntos con un gol de campo de 34 yardas de Jeff Reed.

Un error del pasador de Baltimore, Joe Flacco, abrió la puerta para que Pittsburgh volviera a la carga, al tirar un pase que buscaba a Derrick Mason pero en lugar de llegar a manos de su receptor, se quedó en las manos de Deshea Townsend, quien supo anticiparse bien para dejar el balón en la yarda 35 de los “emplumados”.

El problema fue que la ofensiva local todavía no lograba sacudirse los nervios, a lo cual se sumó un error del entrenador en jefe Mike Tomlin al desafiar una jugada, y sólo pudieron llegar a la 24 de campo rival, desde donde Reed metió su segundo de la noche, de 42 yardas, para poner los cartones 6-0.

La defensiva de Cuervos, la segunda mejor de la NFL sólo detrás de la de Acereros, le consiguió a su ataque la oportunidad que necesitaban para meterse al juego, al provocar un balón suelto del corredor Willie Parker.

Sin embargo, Flacco y compañía no supieron corresponder al esfuerzo de sus compañeros y tras una infructuosa serie se la jugaron en cuarta y una por avanzar, pero fallaron para dejar a Pittsburgh en la 34 del campo negro y oro.

Ben Roethlisberger, en cambio, aprovechó bien la buena labor de su defensa, al conectar con Santonio Holmes, quien realizó un par de buenos cortes y luego recibió un buen bloqueo para llegar a las diagonales con espectacular salto y poner a su equipo arriba 13-0, en jugada de 65 yardas.

Cuando la primera mitad se encaminaba hacia su final, los “emplumados” recibieron una excelente oportunidad al ataque, al combinarse una buena labor de su defensa, que paró a los locales dentro de su yarda 10, y un mal despeje del pateador Mitch Berger.

Además, cuando la defensiva de Pittsburgh parecía haber detenido a Flacco, una inoportuna interferencia de pase de Brian McFadden dejó a Baltimore a tres yardas de la anotación, situación que el corredor Willis McGahee capitalizó con un acarreo que puso los cartones 7-13, cuando faltaban 2:44 en el segundo cuarto.

El inicio del tercer episodio fue idéntico a la primera mitad y la ofensiva de Cuervos aún era incapaz de producir yardas en el momento bueno, con lo que cargaron la responsabilidad del juego a su defensa.

Ni siquiera la poderosa defensiva de los “volátiles” puede resistir tanto castigo sin descanso y hacia la mitad del episodio ya comenzaba a doblar las manos, con lo que permitió un gol de campo de 46 yardas de Reed, que cayó tras una serie ofensiva que recorrió 51 yardas en 11 jugadas.

No obstante, los visitantes se metieron en la pelea con su segundo touchdown de la noche, que fue una copia al carbón del anterior, al comenzar con un pésimo despeje de Berger, que los dejó en la yarda 42 de su propio territorio.

Más tarde, la defensiva parecía estar cumpliendo su trabajo cuando Ike Taylor cometió una interferencia en la yarda uno, para que McGahee dejara el tanteador 14-16 cuando faltaban 9:32 minutos por jugarse.

Pero como ya es costumbre con el equipo negro y oro, su defensiva salió al rescate, cuando el estelar Troy Polamalu consiguió la segunda intercepción contra Flacco y, no conforme con ello, la devolvió 40 yardas hasta la “zona prometida”, para poner el 23-14 con 4:39 en el reloj.

Un lamentable incidente terminó por amargar la derrota a Baltimore, cuando el corredor Willis McGahee tuvo un violento choque contra el profundo Ryan Clark, que dejó conmocionado al jugador “alado”, quien tuvo que ser retirado del terreno de juego en el “carrito de las desgracias”.

Ya totalmente fuera de concentración, aunque su defensiva pudo detener una vez más el ataque local, tras el balón suelto provocado por Clark, el partido de Baltimore terminó con la tercera intercepción contra Flacco, quien tuvo una noche para el olvido.

El pasador de Cuervos completó 13 pases en 30 intentos, con ganancia de 141 yardas y tres envíos interceptados; por tierra, McGahee aportó 60 yardas en 20 acarreos, dos de ellos para anotación, en tanto Ray Rice atrapó tres envíos para colaborar con 43 yardas a su causa.



Roethlisberger, a su vez, ganó 255 yardas al completar 16 de 33, uno en las diagonales, el receptor Santonio Holmes puso 70 yardas y un touchdown en dos atrapadas y Parker ganó 47 en 24 acarreos.





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles