Weekly News

Está Obama a un paso de la Casa Blanca

20 de enero de 2009.

Decenas de miles de personas acudieron ayer a esta capital en vísperas de la juramentación de Barack Obama como el presidente 44, al tiempo que el país rendía homenaje al asesinado líder de los derechos civiles Martin Luther King Jr.

El ex senador de 47 años asumirá la Presidencia hoy, al mediodía, en un momento de crisis económica en la nación y dos guerras en el exterior. Pero las dificultades pasaron a segundo plano para muchos que acudieron en espera de presenciar un momento que cambiará la historia del país, cuando asuma el puesto el primer presidente de raza negra desde su fundación.

Obama pidió que se honre al reverendo King a través del servicio voluntario en favor de otras personas.

“Mañana (hoy) estaremos unidos como un solo pueblo, en el mismo lugar donde el sueño del doctor King todavía resuena”, afirmó Obama en un comunicado.



Entretanto, en su último día en la Casa Blanca, el presidente George W. Bush hizo llamadas telefónicas al primer ministro ruso Vladimir Putin y a otros líderes mundiales para agradecerles por su colaboración en el curso de sus ocho años como gobernante. En las calles, grandes pantallas exhibían difusiones en vivo de emisoras de televisión, atrayendo a multitudes de curiosos.

“Hoy, celebramos la vida de un predicador que, hace más de 45 años, compartió a la sombra de Lincoln el sueño de nuestra nación”, dijo Obama en su comunicado.

La vida de King, dijo el presidente electo, “fue una vida puesta al servicio de otros, con amor”.

El domingo, tras una celebración a la sombra del monumento a Abraham Lincoln -quien se opuso firmemente a la esclavitud en Estados Unidos-, Obama moldeó su último día como presidente electo en torno a la de King, otra figura gigantesca en la historia del país.

Militares uniformados patrullaban las calles de Washington, anticipándose al gran despliegue que vigilará la juramentación, el discurso inaugural, los desfiles y otras celebraciones. Las autoridades han revisado paquetes sospechosos y vehículos, y al parecer todo está en orden, dijo Richard Kolko, vocero del FBI. “La ciudad y la gente parecen tener una buena disposición y buenos ánimos”, dijo. “La seguridad marcha bien, de eso se trata toda la planeación”.



Casi 50 mil efectivos de las fuerzas de seguridad locales y federales mantendrán el orden. “La Guardia Nacional ayudará a garantizar un ambiente de seguridad para todos los participantes”, dijo por su parte Manny Pacheco, vocero de la Guardia Nacional, que desplegará a casi 10 mil de sus soldados.

La jefa de la Policía del Distrito de Columbia, Cathy Lanier, señaló que cerca de 30 mil efectivos de fuerzas locales y federales garantizarán la seguridad de los asistentes.

ACTIVIDADES

Obama visitó ayer el hospital Walter Reed de las fuerzas armadas para saludar a soldados heridos en combate. La visita no había sido anunciada previamente.



Después participó en un proyecto de remodelación comunitaria en el albergue Sasha Bruce House, para adolescentes sin hogar donde comenzó a pintar paredes con un rodillo y ayudó a voluntarios.

“No podemos dejar a nadie inactivo”, dijo. “Todos tienen que participar”.

El vicepresidente electo, Joe Biden, también participó en el servicio voluntario, así como su esposa, Jill, y Michelle Obama.

Anoche cenó con su vicepresidente, Joe Biden, y dos prominentes republicanos: el ex secretario de Estado Colin Powell y el senador John McCain, el hombre al que derrotó el pasado noviembre en las elecciones presidenciales.

Obama mostró su interés por una colaboración bipartidista, que necesitará cuando asuma el cargo.

Elogió a McCain durante la reunión y pidió ayuda para “hacer esta cena bipartidista no sólo una tradición en las juramentaciones presidenciales, sino una nueva forma de tratar los asuntos del pueblo en esta ciudad”.

MÁXIMO RETO

El principal reto del nuevo presidente de EU es lograr la reactivación económica del país, de casi 400 millones de habitantes, con un plan que prevé la creación de cuatro millones de empleos en los dos primeros años.

Un plan que proyecta al mismo tiempo regresar la seguridad económica a sus habitantes, renovar la infraestructura del país e impulsar el uso de nuevas fuentes de energía, para dejar de depender del petróleo extranjero.

Quien se convertirá en el hombre de mayor poder en la principal nación del planeta añade a su promesa económica la garantía de igualdad para todas las razas y credos que cohabitan Estados Unidos, así como una mejor relación con el resto del mundo.

Particularmente, los inmigrantes esperan que en los primeros 100 días de su Gobierno Obama impulse una reforma migratoria integral, o al menos emita algunas órdenes ejecutivas que favorezcan de inmediato las condiciones de vida de los indocumentados.

Es Robert Gates el ‘sucesor designado’

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Robert Gates, pasará la ceremonia de investidura de Barack Obama en un lugar no revelado tras haber sido seleccionado como “sucesor” designado del presidente en caso de catástrofe.

Según informó la portavoz de la Casa Blanca, Dana Perino, “para garantizar la continuidad en el Gobierno el secretario de Defensa Robert Gates ha sido seleccionado por la Administración saliente, con la aquiescencia de la Administración entrante, como sucesor designado durante el día de la investidura”.

El Gobierno de Estados Unidos tiene por costumbre designar a un sucesor presidencial, que permanece alejado de los eventos, para los actos multitudinarios de gran importancia, como puede ser el discurso anual sobre el Estado de la Nación, que el presidente pronuncia ante ambas cámaras del Congreso.

La idea de esta práctica es que, si ocurre algún tipo de catástrofe, quede una persona con mando claro al frente del país.

En este caso, la selección de Gates es particularmente idónea porque se trata del responsable del Pentágono y porque, tras haber ocupado el cargo durante el mandato del presidente saliente George W. Bush, Obama le ha pedido que continúe durante el suyo.

Francia ‘invadida’ por la investidura de Obama

El anuncio de la Unión Europea sobre una crisis económica que se revela cada vez más profunda en la zona Euro parece por ahora desvanecerse. Francia, como el resto de los países de la geografía que cubre la moneda única, se enfrenta a un panorama ensombrecedor para este 2009: la caída del PIB, el desplome del desempleo, son temas que la “obamanía” opaca por unas horas. Los medios franceses desplegaron sus enviados especiales en Washington. Las transmisiones en vivo comenzarán este “súper martes” desde las 17:00 tiempo de Francia. La clase política, encabezada por su presidente, Nicolas Sarzozy y su esposa Carla Bruni; todos se vuelcan sobre la investidura del 44 presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

De este lado del Atlántico, muchos estarán allí gracias al despliegue de recursos humanos y tecnológicos de los medios franceses que preparan transmisiones especiales este martes a partir de las cinco de la tarde.



Desde ayer, los noticiarios del medio día y de la noche transmitieron las crónicas de sus enviados especiales. Entre ellas, la de la ex candidata presidencial socialista, Ségolène Royal, quien con un abrigo rosa, se mezclaba como turista entre los ciudadanos que aguardan la llegada de Obama a la Casa Blanca.

En contraste, los programas de espectáculos recordaban que la Miss Francia 2009, Chloé Mortaud, una chica de 19 años hija de una afro-americana casada con un francés, estará presente en la ceremonia de investitura, sentada cerca de las estrellas americanas como Tom Hanks. Y mientras unos cruzan el Atlántico, otros se quedan de este lado. Uno de ellos el escritor americano Paul Auster, quien revelaba a la prensa parisina que seguiría la investidura de Obama en la capital francesa, delante de un televisor y sintonizando CNN.

Pero la fiesta americana continúa. Otros optarán por concentrarse en puntos estratégicos de la capital francesa. Uno de ellos es el Harry’s Bar, el pub americano más antiguo de París. Abierto desde 1911, aquí suelen reunirse los americanos radicados en la capital de la Ciudad Luz. A partir de las 16:30 se ofrecerá un cóctel por la llegada de Obama a la Casa Blanca. Una pantalla gigante colocada en una de sus salas dispondrá de una pantalla gigante a donde llegarán las imágenes de CNN en directo desde la capital de Estados Unidos.

En la reconocida American Business School de París, se espera una charla con una antigua profesora de Obama cuando estudiaba de niño en Hawai. Se trata de la profesora Helbling, quien tuvo entre sus alumnos de la escuela Punahou al ahora electo presidente de Estados Unidos. Ella se encargará de evocar las anécdotas de aquél alumno, hoy reconocido en el mundo.

La relación que el Gobierno de la era Obama establecerá con Europa genera, como en todo el mundo, múltiples expectativas. (Por Socorro Ruelas)

El mundo que le espera a Obama

El que recibe Barack Obama es un mundo peligroso. Y Estados Unidos no está en su mejor forma. El país no sólo está inmerso en una crisis económica sin precedentes desde la Gran Depresión, sino que expertos afirman que la primera potencia está perdiendo terreno.

Aunque EU y China colaboran en diversos ámbitos, la situación de los derechos humanos en la nación asiática, junto en el estatus de Taiwán, siempre son motivos de roce.

En Afganistán, en vez de ceder, la violencia del otrora gobernante talibán no ha hecho sino crecer. Obama ha prometido mandar más tropas.

En Pakistán los terroristas han encontrado un refugio perfecto. Las declaraciones de Barack en el sentido de que podría “actuar” con tal de capturar a los terroristas que hasta hoy permanecen fugitivos, incluyendo Osama bin Laden, no auguran unas relaciones fáciles.

En Irak, aunque la violencia ha cedido y las tropas internacionales se han dedicado a entrenar a los

soldados iraquíes para que se encarguen de la seguridad, una retirada mal planeada podría dejar

al país hundido en el caos.

Si se trata de Irán, uno de los miembros del “eje del mal” -el término que acuñó Bush en 2002-,

el panorama no es mucho mejor. Aunque Obama ha prometido que favorecerá el diálogo directo, también ha sido muy claro en cuanto a que Teherán debe abandonar sus ambiciones nucleares.

Corea del Norte, una nación nuclear, hermética, que hasta hace poco integraba también el eje del mal. Las relaciones con EU han mejorado en los últimos meses, sin que ello signifique que el régimen norcoreano haya abandonado sus ambiciones nucleares.

A este desastre internacional hay que agregar el eterno conflicto entre israelíes y palestinos. Los intentos de todas las administraciones estadounidenses previas por alcanzar la paz en la

región han sido inútiles.

Con Rusia, las relaciones van de mal en peor. Muchos lo han denominado una nueva guerra fría.

La intervención en Georgia, en agosto, el creciente nacionalismo ruso y el rechazo al escudo antimisiles que EU pretende instalar en Europa, junto con la negativa de Rusia a la ampliación de la OTAN son algunos ejemplos de lo que le espera a Obama.

En África, el creciente problema de los piratas en Somalia -cuyos ataques se incrementaron 200%

en 2008, con respecto al año anterior-, los conflictos en el Congo y en Sudán tampoco darán tregua.

En México, la guerra contra el narcotráfico se ha saldado con miles de muertos, y amenaza con



extenderse.

El Gobierno de Cuba ha afirmado estar abierto a un diálogo con Obama, pero exige el fin del embargo;

Barack ha prometido revisar la política de EU hacia la isla, pero sin eliminar del todo el embargo.

En Venezuela, que a últimas fechas ha coqueteado con Moscú, Obama no sólo deberá enfrentar la



retórica antiestadounidense del presidente Hugo Chávez, sino la constante amenaza de éste de

utilizar el petróleo en su contra.





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles