Weekly News

Comienza la era Obama

21 de enero de 2009.

Frente a una multitud enfervorizada calculada en dos millones de personas frente al Capitolio, el presidente electo Barack Obama asumió ayer el poder como el 44 mandatario de la nación y el primero de raza negra, un suceso histórico transmitido en vivo a todo el mundo por televisión, Internet y radio.

“Ahora entendemos bien, que estamos en medio de la crisis”, dijo Obama en su discurso.

“Nuestra nación está en guerra, contra una extensa red de violencia y odio. Nuestra economía está muy debilitada, como consecuencia de la codicia e irresponsabilidad de algunos, pero también por nuestro fracaso colectivo al no haber tomado decisiones difíciles y preparar a la nación para una nueva era”, agregó Obama.

De esta forma durante los cuatro años de su Gobierno, el presidente Barack Obama buscará llevar a Estados Unidos por una senda distinta a la recorrida por el país durante ocho años, tanto para confrontar los retos por delante, como para presentar un nuevo rostro ante el mundo.

Obama dejó en claro que no le temblará el pulso para tomar las decisiones necesarias en el frente doméstico para responder a retos como la grave crisis económica.

Mencionó la intención de su Gobierno de tener un mejor control sobre los mercados financieros, apartándose de la política de desregulación que favoreció su predecesor.

Dijo que si bien el poder y el bienestar generado por los mercados financieros no tienen paralelo, “esta crisis nos ha recordado que sin un ojo vigilante, el mercado puede salirse de control y que la nación no puede prosperar mucho cuando sólo favorece a los prósperos”.

Obama dijo que en el ámbito externo favorecerá las políticas de diálogo y negociación sobre el uso de la fuerza, aunque no la descartó.

Obama anunció “el fin de la era de las quejas mezquinas, de las falsas promesas” en la política de esta nación.

“Hemos elegido la esperanza sobre el miedo. En este día venimos para exigir un fin a los dolores, las falsas promesas y las recriminaciones que nos han debilitado”, dijo.

Durante su discurso inaugural Obama reconoció que Estados Unidos enfrenta grandes desafíos.

“Hoy les digo a ustedes que los desafíos que enfrentamos son reales, son serios y son muchos. No serán fácilmente enfrentados o en un corto periodo de tiempo. Pero que se sepa esto: Estados Unidos los encarará”, afirmó.

El primer presidente afroamericano también prometió restaurar el liderazgo de su país en el plano internacional.

Felicita Calderón a Obama

El presidente de México, Felipe Calderón, envió sus felicitaciones a Barack Obama, Calderón dijo que en la medida que salga Norteamérica de la crisis económica esto traerá beneficios para los mexicanos.

“Quiero desearle, a nombre de todos los mexicanos, el mayor éxito en la gestión al nuevo presidente de Estados Unidos, Barack Obama, porque yo sé que en la medida en que logre sacar a Estados Unidos del problema económico que tiene, en esa medida también nos va a ayudar a los mexicanos”, dijo.

“Y quiero refrendar públicamente mi compromiso con el que vamos a trabajar juntos, codo con codo, para resolver los problemas comunes entre México y Estados Unidos, a resolver el problema de la migración, el de la seguridad y el económico”, afirmó Calderón.

Cita con la historia

Los dos millones de personas que abarrotaron los tres kilómetros entre el Capitolio y el Monumento a Abraham Lincoln en Washington desafiaron temperaturas de siete grados bajo cero desde la madrugada para atestiguar la llegada de Barack Obama, un afroamericano, a la Presidencia de Estados Unidos.

Desde mi lugar, en la calle Siete y avenida Independencia, veía a la multitud alrededor del Nacional Mall y hacia el frente, el estrado frente al Capitolio donde Barack Obama tomaría posesión. Alrededor estaba la mayor concentración política jamás vista en Estados Unidos.

La toma de protesta de Barack Obama como presidente de los Estados Unidos, estuvo acompañada de la congregación política más grande jamás conocida en este país.

Fue una fiesta de rituales, oraciones, música y aplausos. El júbilo era doble. Terminaba la Presidencia de George W. Bush, entre comentarios de asistentes agradecidos que finalmente su mandato llegaba a su fin. Empezaba al mismo tiempo una época de esperanza que era, para los miles de asistentes, una cita con la historia.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles