Weekly News

Dejan desastres naturales más de 235 mil muertes

23 de enero de 2009.

El devastador ciclón en Mianmar y el terremoto en China elevaron el saldo anual de muertes por desastres naturales, causando la mayoría de las víctimas y haciendo de 2008 uno de los peores en la década, dijo ayer la ONU.

Cientos de miles de personas perdieron la vida en 321 desastres naturales en todo el mundo el año pasado, dijo la Estrategia Internacional para Reducción de Desastres, una agencia de la ONU.

“La mayoría de esas muertes es explicada por solamente dos eventos: El ciclón Nargis y el terremoto en Sichuán”, dijo Debarati Guha-Sapir, de la Universidad Católica de Lovaina, Bélgica, que compiló las cifras para la ONU.

La cifra de muertos es más de tres veces el promedio anual desde 2000 a 2007, de 66 mil 812. Desde 2000, solamente 2004 tuvo un saldo más alto, de 241 mil 647, causado por el enorme tsunami en el Océano Índico.

“La cantidad de tormentas e inundaciones está aumentando de manera substancial y consecuente” comparada con el número de terremotos, sequías y otros desastres naturales, dijo Guha-Sapir.

El Panel Intergubernamental sobre Cambios Climáticos ha advertido que el calentamiento global pudiera incrementar el número de tormentas y causar más desastres naturales.

Los desastres naturales en 2008 causaron daños estimados en 181 mil millones de dólares, 60% de ello -108 mil millones- en China.

Salvano Briceño, director de la agencia de reducción de desastres, dijo que la alta cifra de pérdidas económicas era alarmante.

“Lamentablemente, esas pérdidas pudieran haber sido reducidas grandemente si los edificios en China, particularmente escuelas y hospitales, hubiesen sido construidos con más resistencia a sismos”, dijo.

Un buen sistema de alarma en Myanmar pudo haber salvado numerosas vidas.

El huracán “Ike”, que azotó el Caribe y el Sur de Estados Unidos en septiembre, contribuyó también al costo, con unos 30 mil millones de dólares.

China sufrió 26 desastres naturales el año pasado, Estados Unidos 26 y Filipinas 20.

Briceño dijo que el creciente número de personas que viven en zonas urbanas aumenta al riesgo de muertes en desastres naturales.

La degradación ambiental y la pobreza, que exponen a comunidades pobres más a desastres naturales que áreas acaudaladas mejor protegidas, también dificultan la protección a personas de desastres, añadió.

Visita Reina de España zonas devastadas en Haití

La Reina de España conoció ayer las devastadoras consecuencias de los cuatro huracanes que asolaron la costa Norte de Haití hace cuatro meses, que aún mantiene algunas zonas inundadas y a cientos de desplazados que sobreviven gracias a la ayuda humanitaria.

Doña Sofía y la secretaria de Estado española de Cooperación Internacional, Soraya Rodríguez, viajaron ayer en un helicóptero de la Organización de las Naciones Unidas hasta Gonaives, en donde al menos 600 personas murieron debido a las tormentas caídas en agosto y septiembre.

En las afueras de la ciudad estuvieron en el centro de desplazados de Eben-Ezer, donde todavía permanecen más de 500 personas que se alojan en las tiendas de campaña -dos familias al menos en cada una- facilitadas por la ayuda internacional, en la que participa la cooperación española. Lo más crudo de su situación es la malnutrición crónica que afecta a un 20 por ciento de los menores de cinco años, que se ceba aún más en situaciones como la de Gonaives.

La Reina y la delegación española conversaron con un grupo de niños huérfanos que viven en el campo y a quienes a la falta de alimentos y medicinas se suma la ausencia de cariño.

Las mínimas instalaciones hospitalarias se mantienen gracias a la ayuda de agrupaciones humanitarias como Médicos sin Fronteras o Médicos del Mundo, que complementan el trabajo de otras como la Organización Internacional de Inmigraciones o Cáritas.





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles