Weekly News

‘La belleza no tiene tallas’

26 de enero de 2009.

Catalogada como una de las mujeres más hermosas de la industria musical por su espigada figurada y su singular rostro, Rihanna es tajante cuando describe su concepto de belleza, y no concuerda con los estándares de la moda actual.

La industria de la moda tiene su propia percepción de la belleza, y siempre es el mismo tipo de chica el que exalta: delgada, alta, de estómago aplanado y, usualmente, las chicas quieren parecerse a esto porque se maneja como un estándar y lo hacen sinónimo de belleza. Yo no creo que eso aplique para todos.

"Para mí, la belleza radica en sentirse cómodo consigo mismo, con una actitud positiva, con estar en paz con lo que tenemos y aceptar lo que somos. La belleza no tiene tallas, estaturas, tamaños, medidas, razas ni imágenes, y cada quien es único y es importante que nos aceptamos como somos", expresó Rihanna en entrevista exclusiva.

Casi una hora después de su concierto en el Palacio de los Deportes, la estrella barbadense de 20 años aceptó la charla, a pesar de haberse sentido incómoda con la altura de la Ciudad de México y un poco mormada por la temperatura fría de la noche del sábado.

Precisamente, comentó la cantante, la forma en la que defiende sus puntos de vista es parte de una filosofía de vida que ha forjado de los consejos de su madre, Monica Fenty.

"Ella fue quien me dijo que nunca cambiara mis estándares de vida relacionados con mi educación y mis conceptos de valores humanos, que no lo hiciera por nada ni por nadie y siempre estado convencida de ello", afirmó la intérprete de "Umbrella".

Rihanna, quien es imagen actualmente de la firma Cover Girl, dijo que espera haber dejado un buen sabor de boca a sus fans, de quienes sólo recibió mucho cariño durante su actuación.

Destacó que le impresionó la respuesta del público, el cual cantó casi todos sus temas, algo que agradece.

Cantará en el Grammy

Robyn Rihanna Fenty, su nombre de pila, confirmó que será una de las estrellas principales de la 51 Entrega de los Premios Grammy, que se efectuará este 8 de febrero en Los Ángeles y para la que tiene tres postulaciones.

"Fue la felicidad máxima (ganar un premio el año pasado). Es el sueño de todo músico. Tenía varias nominaciones y todavía tengo los dedos cruzados, porque creo que es una premiación, como todas, muy política.

"El ganador depende de muchas políticas. Algunas veces la persona que merece ganar no es la que gana y hay categorías que te sorprende el que ganó y te quedas con las ganas de ver a otro ganador. Es un tema muy complejo", manifestó la cantante.

Y adelantó que para su cuarto disco, el cual comenzará a realizar a finales de febrero, le gustaría hacer una parte muy rockera y otra muy dance con Timbaland, Ryan Leslie y Pharrell Williams.

Se siente cómoda con ObamaAunque es originaria de Barbados, pero ya lleva más de cinco años viviendo en Los Ángeles, Rihanna destacó sentirse confiada en Barack Obama, el nuevo Presidente de Estados Unidos.

"Es emocionante ver a un hombre tan poderoso y persuasivo como él. Yo lo veo hablar y me siento cómoda, confiada en lo que hace y creo que estamos en buenas manos.

"No es sólo por su color o su raza, es lo que dice, creo que lo dice como un hombre sabio y es lo que pienso que necesita EU para marcar un nuevo cambio", externo la intérprete de "Unfaithful".

Cumple con México ¡Y la música no paró! Rihanna saldó su deuda con los fans de la ciudad de México, durante la actuación que la cantante barbadense ofreció en el Palacio de los Deportes, la noche del sábado.

Fue un concierto corto, algunos contaron 60 minutos exactos, otros 63 minutos (casi siete minutos menos que los 70 que duró su recital en Monterrey), el hecho es que la presentación de Rihanna fue breve, pero no por ello menos “prendida”.

El Palacio de los Deportes lucía tres cuartas partes lleno, o sea que 15 mil 677 personas (de las cerca de 18 mil que le caben) ingresaron al lugar. Seguramente hubo quienes, tras la cancelación en diciembre pasado por motivos de salud, prefirieron no ir.

Pero quienes asistieron podrían coincidir en que el concierto tuvo tres momentos específicos: uno se dio cuando el español David Bisbal apareció sobre el escenario para interpretar Hate that I Love You, pieza que grabaron a dueto el año pasado y que se incluyó en el álbum Good Girl Gone Bad.

El segundo momento de éxtasis se dio cuando la ganadora de un Grammy cantó su éxito Please don’t Stop the Music.

El tercero llegó casi al cierre de su presentación, con el tema Umbrella, el cual logró una especie de euforia colectiva.

El recital comenzó a las 22:05 horas, luego de que María José (ex Kabah) fungió como abridora. Entonces apareció Rihanna sobre una plataforma que poco a poco fue descendiendo. El repertorio incluyó Disturbia, Break it off, Pon du replan, Paper planes y Live your live.

“Ya saben que esta es la primera vez que canto aquí, ¡y ya los amo! La siguiente canción la escribió un muy buen amigo mío, Justin Timberlake, se llama ‘Rehab’, cántenla conmigo si se la saben”, expresó.

También dijo que el público mexicano “realmente rockeaba”, así que prometió volver muy pronto.





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles