Weekly News

Italia llama a su embajador ante Brasil

27 de enero de 2009.

ROMA (AP) - Italia llamó a su embajador en Brasil el martes en protesta contra la decisión de la nación sudamericana de conceder asilo a un fugitivo italiano sentenciado en su país a cadena perpetua por asesinatos políticos en la década de 1970.

El canciller italiano, Franco Frattini, dijo que era "inaceptable" la interrupción en Brasil del proceso para la extradición de Cesare Battisti. La decisión fue adoptada a principios de mes, y el procurador brasileño de Justicia, Antonio Fernando Souza, pidió esta semana a la Corte Suprema de su país que pusiera fin al proceso de extradición contra Battisti.

"Habíamos esperado una rectificación y una reflexión profunda", declaró Frattini. "No esperábamos esto de Brasil, un país amigo" de Italia, agregó.

La cancillería llamó al embajador Michele Valensise, radicado en Brasilia, "para consultas" sobre posibles nuevas decisiones.

Entre tanto, el ministerio brasileño de Relaciones Exteriores defendió la actuación del gobierno en el caso, en un comunicado emitido el martes.

"El gobierno brasileño considera que todos los procedimientos sobre la cuestión están siendo seguidos de acuerdo con la legislación brasileña", señaló el comunicado.

Agregó que Brasilia "reitera la confianza expresa por el Presidente de la República (Luiz Inácio Lula da Silva) en su carta dirigida al Presidente de Italia (Giorgio Napolitano) de que los lazos históricos y culturales que unen a Brasil e Italia continuarán inspirando nuestros esfuerzos para profundizar las sólidas relaciones bilaterales".

Battisti, de 54 años, escapó de una prisión en Italia en 1981 mientras se organizaba el juicio en su contra por cuatro acusaciones de homicidio, derivadas de su participación en el grupo de extrema izquierda Proletarios Armados por el Comunismo. Una corte lo condenó en ausencia por las muertes de un guardia de prisión y de un carnicero.

El fugitivo, quien alega inocencia, vivió en México antes de mudarse a Francia en 1990 y hacerse pasar por un escritor misterioso con otro nombre. Luego viajó a Brasil, donde fue detenido en el 2007 por una orden italiana de captura.

Las autoridades brasileñas dijeron que la decisión tomada el 13 de enero para concederle a Battista la condición de refugiado estuvo fincada en el temor de persecución si era devuelto a Italia.

La oficina de prensa del Supremo Tribunal Federal de Brasil (STF, corte suprema) indicó que el presidente de la entidad, Gilmar Mendes, podría esperar a la próxima semana, cuando el pleno del tribunal regresa de vacaciones, para decidir sobre la autorización para liberar a Battisti, preso en una cárcel de Brasilia.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles